Las fotos de Zaira Nara y sus vacaciones en familia en la Patagonia

Las fotos de Zaira Nara y sus vacaciones en familia en la Patagonia

La hermana de Wanda Nara se internó en el campo de su marido Jakob Von Plessen.

Redacción MDZ Online

El verano suele abrir las puertas a un periodo disímil, a un lapso de descanso, de esparcimiento para disfrutar de otro ritmo de vida. Así se encuentra en este preciso momento Zaira Nara, que armó las valijas y se mudó con sus hijos y su marido a la Patagonia.

Claro que esa zona dispone de un anclaje muy fuerte, porque ahí Jakob Von Plessen cuenta con su espacio, sus hectáreas para desarrollar un turismo de aventura y la experiencia para los visitantes en el polo. Por eso, la familia se instala en San Martín de los Andes durante tres o cuatro meses.

Zaira aprovecha sus redes sociales para exhibir las actividades que disfruta en estas semanas, donde sobresale la naturaleza, esa imponencia de los cordones montañosos, las praderas, los bosques y los lagos impresionantes.

La hermana de Wanda comparte  decenas de contenidos, con fotos que retratan la tranquilidad y el amor de un núcleo familiar, porque en todas brillan los pequeños Malaika y Viggo y sus aventuras en ese entorno, así se los puede percibir trepando árboles en las laderas de un río.

Cuando el calor se cristaliza en la casa de Zaira, la modelo arma una canasta, se carga a los hijos al hombro y recorre unos kilómetros hasta las playas de un lago. Ahí se sientan en el pedregullo, con la tonalidad esmeralda de las aguas y se zambullen un ratito.

Los días toman otro valor en esa región, porque el tiempo parece detenerse en ese contexto. Por eso, Nara se las ingenia para estimular a los niños y arma tarde de trekking para caminar por todos esos paisajes y jugar a pleno con lo que ofrece la naturaleza.

Claro que los caballos también adquieren un papel fundamental, dado que Jakob los conoce como nadie, siente un amor especial por ese noble animal y así toda la familia suele montar y trasladarse por todos los alrededores. 

Así transcurre el verano para Zaira y su marido, aislados del ruido, de la cotidianidad veloz. Las postales emanan con total claridad el modo en que eligen transitar por estos meses, con las bombachas de campo y las alpargatas, lejos del brillo de Europa o Miami.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?