La insólita anécdota de Gustavo Conti cuando trabajó como conserje de un telo: "Las mujeres venían a preguntar si estaba su marido adentro"

La insólita anécdota de Gustavo Conti cuando trabajó como conserje de un telo: "Las mujeres venían a preguntar si estaba su marido adentro"

El exparticipante de Gran Hermano reveló lo más loco que vivió antes de entrar al reality.

Redacción MDZ Online

Para quienes no lo recuerdan, Gustavo Conti alcanzó la fama en el año 2001, por haber participado en uno de los reality show más trascendentales de la televisión argentina, “Gran Hermano”.

El hoy actor comenzó su carrera siendo parte de la segunda temporada del famoso programa, que en sus comienzos significó un gran éxito televisivo. En aquel entonces fue conducido por Soledad Silveyra y en esa misma edición participaron figuras como Silvina Luna y Ximena Capristo, hoy su mujer.

Pero ahora, veinte años después de haber salido tercero en el reality de convivencia, Conti es panelista del programa de El Trece “Match Game”, donde se animó a contar anécdotas muy divertidas de su vida pasada. 

Como muchas otras figuras del mundo del espectáculo, antes de alcanzar la fama, Gustavo Conti tuvo un pasado en la que se la rebuscó como todo laburante y eso lo llevó a trabajar en el lugar más inaudito. 

El marido de Capristo fue conserje de un hotel alojamiento, donde admitió haber recibido muy buenas propinas y tener en su recuerdo muchas anécdotas divertidas.

“Entrabas con el auto a la habitación, la escalera al lado y entrabas. Prácticamente no veías a la gente. Y capas venía la mujer a preguntar si estaba tal auto o tal patente”, contó Conti, algún tiempo atrás, en el programa de Las Rubias.

Además, en esa entrevista con Marcela Tinayre, también había revelado cuál fue el disfraz más extraño que había visto por pedido de la hija de Mirtha Legrand. “No lo encontré, me lo mostraron. Porque la señorita bajó con su esclavo dijo, a la cochera de la habitación y el hombre estaba todo envuelto en cinta de embalar”, confió.

Pero ahora, en el programa que conduce Rada, Gustavo Conti se animó a hablar de lo más insólito que le dejó ese particular trabajo.

En plena consiga del programa de la tarde de El Trece, el actor reveló que en el hotel en el que trabaja se podía ir de a muchos y contó la cantidad de personas que ingresaron a una misma habitación.

“Un día, he recibido a 14 orientales. 14 orientales un domingo, una tarde de lluvia. Después quedó la habitación sin dar tres día por el olor que había quedado”, aseguró el panelista.

Ante tal revelación, tanto el conductor del programa como el resto de los integrantes del panel quedaron anonadados. Y el mismo Rada dijo “cambiemos este tema urgente”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?