Un quemo: la foto de su hija que Santo Biasatti publicó por error y corrió a borrarla

Un quemo: la foto de su hija que Santo Biasatti publicó por error y corrió a borrarla

El famoso conductor publicó por error una imagen de su heredera Sofía e inmediatamente la eliminó.

MDZ Show

MDZ Show

Todo lo que rodea la vida personal de Santo Biasatti es un misterio. Diametralmente opuesto a lo que sucede con su ámbito profesional, esa carrera brillante que construyó en los medios de comunicación y que alcanzó su punto máximo durante los años al frente de Telenoche.

El comunicador siempre ha adoptado una postura de reserva absoluta de su privacidad. En ese sentido, jamás se lo vio en una situación hogareña o en una salida de pareja con su mujer Carolina Fal, de quien se enamoró perdidamente en 2005.

Santo y Carolina se conocieron en un evento, la química brotó y los empujó a frecuentarse. Tal grado de amor que entendieron que debían caminar por la vida juntos, sin importar la diferencia de edad, ni el qué dirán de la sociedad. Eso sí, bajo una rotundo halo de misterio.

La historia creció, nada los separó desde esa época y en 2019 se casaron en secreto. Pero un secreto tan hermético que ni los familiares más cercanos estuvieron al tanto y no formaron parte de esa ceremonia en los tribunales de la calle Uruguay.

Biasatti y Fal sellaron su proyecto de vida con el nacimiento de Sofía, que aterrizó en este mundo allá por 2011. Incluso todavía se recuerda el anuncio de María Laura Santillán, quien contó en Telenoche que había llegado la hija de su compañero al aire.

En 2013, el histórico presentador de noticias volvió a convertirse en padre, en este caso de Lucía. De ese modo, Carolina y Santo configuraron un núcleo familiar de cuatro integrantes, que los mantiene unidos, felices, contentos y siempre con la reserva como lev motiv.

Por todo este contexto llamó la atención una publicación de Biasatti en su cuenta de Twitter. Resulta que el periodista se confundió en su celular y posteó una foto de Sofía, en la que se la ve con una sonrisa para la cámara y una remera muy canchera.

Probablemente alertado por su pareja, Santo detectó el error y raudamente eliminó la imagen, para evitar que quede vestigio de la apariencia de su pequeña. Claro que esos minutos alcanzaron para la captura de esa postal, que se erige en toda una novedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?