Las fotos de la casa de Gago y Dulko en las que hacían sus fiestitas

Las fotos de la casa de Gago y Dulko en las que hacían sus fiestitas

Gisela y Fernando vivieron durante una década en esta propiedad impresionante de Nordelta, que ahora está a la venta y deshabitada.

MDZ Show

MDZ Show

Todavía resuenan en el aire las esquirlas de semejante escándalo. La magnitud del acontecimiento, y las figuras involucradas, provoca una onda expansiva que no avizora un final, sino todo lo contrario, pronostica un tratamiento exhaustivo de la noticia.

La separación polémica de Gisela Dulko y Fernando Gago continúa latente y todo lo que envuelve esta ruptura estruendosa mantiene en vilo a una porción muy grande de la opinión pública. Claro que el punto cero genera mucha avidez por conocer más detalles.

La escena más fuerte de todo este embrollo se relaciona con el momento exacto en que Gisela encontró a su marido entre sábanas con su amante y en su propia cama. Esa situación le otorga tintes de indignación a la separación.

Desde que la ex tenista descubrió a su esposo con Verónica Laffitte en su habitación se hilvanaron una serie de sucesos. En primera instancia, la automática decisión de romper la pareja y luego las mudanzas de esa propiedad, porque Dulko recogió a sus tres hijos y se trasladó a otro hogar. Al igual que el ex futbolista alquiló otra casa en el mismo barrio para convivir con su amante.

Otro de los puntos de interés se entrelaza con la casa de Dulko y Gago, esa mansión en la que criaron a sus hijos y alimentaron su amor. La propiedad se halla en el codiciado country Nordelta, y dentro de esa ciudad inmensa en el barrio Los Castores I, que fue una de los primeros que se urbanizaron de ese mega proyecto inmobiliario.

Gago y Dulko se casaron en 2011, con una boda pomposa y a los pocos meses comenzaron a aterrizar en el mundo los hijos: Mateo, Antonella y Daniele. Previo a los nacimientos, la pareja compró esta mansión lujosa, la que seleccionaron por la posibilidad de disfrutar de privacidad con la ubicación a espaldas al lago y su emplazamiento en una calle sin salida.

La arquitectura se caracteriza por un estilo moderno y por su tamaño sideral de 600 metros cuadrados. Esa extensión se debe a la determinación de adquirir dos lotes juntos, con la intención de retirarse de las miradas indiscretas.

A partir de todo el escándalo, Dulko salió al mercado inmobiliario y ofrece la casona a la venta, a partir de las averiguaciones del caso se supo que el costo pretendido ronda los cuatro millones de dólares.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?