La angustia de Listorti: “Pasé 24 horas internado por sospecha de...”

La angustia de Listorti: “Pasé 24 horas internado por sospecha de...”

El conductor fue a una consulta médica por un problema respiratorio, pero terminó hospitalizado por otra causa.

MDZ Show

MDZ Show

Después de faltar un día a su programa Hay que ver, José María Listorti comenzó el envío del viernes contando la inesperada situación que le tocó atravesar. 

Lo tuve que pasar en carne propia. Yo el año pasado tuve bronquitis, tenía problemas para respirar y me agitaba. Y hace un par de días empecé a tener esos mismos síntomas y decidí ir al Sanatorio Los Arcos, donde ya tenían todos mis análisis, pensando que me iban a hacer una placa. Pero cuando llegué diciendo que tenía dificultades para respirar, me dejaron internado: activaron los protocolos y me hicieron el hisopado, que por suerte dio negativo. Fui ayer a la mañana y me dieron de alta hoy a la mañana. No tenía otros síntomas, ni fiebre, ni dolor de garganta, pero fue para prevenir”, explicó Listorti.

Y agregó: "Me llevaron a un ala que estaba armada para casos de coronavirus. Me explicaron que no había ningún caso en ese sanatorio, porque los llevan al Agote. Te aíslan de una forma que no podés tocar nada. Me avisaban cuando estaba la comida y yo la agarraba. Y creo que muchos médicos están un poco asustados porque cuando entraban, me pedían que me pusiera el barbijo y mantenían distancia social. No entraba nadie a la habitación más que los médicos. Todo el material que utilizan es descartable. Y el termómetro me quedaba a mí".

Listorti contó que, además del hisopado, le hicieron todo tipo de estudios, como radiografías y examen de sangre. "Había que descartar bronquitis y neumonía. No tenía ningún síntoma, no me dolía nada y lo único que tenía es una pequeña dificultad para respirar”, relató José María.

También contó qué dijo a modo de precaución por si el resultado era positivo: “Hablé con mis compañeros, me llamaron todos. Y además pensé que si me daba positivo, iban a tener que aislarlos a todos. Quiero que sepan que en el canal nos cuidan como si fuéramos campanitas de cristal. No abro ni la puerta de mi camarín, porque ya está abierta. Nos toman la temperatura al ingresar, hay alcohol en gel por todas partes. Y en casa ya hay una rutina: mi hijo me abre la puerta, después la canilla del baño y hasta me da el jabón. Nos cuidamos todos”, comentó emocionado.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?