Lanata afirmó que en el velorio de Maradona, Alberto y Cristina se pelearon por...

Lanata afirmó que en el velorio de Maradona, Alberto y Cristina se pelearon por...

El conductor volvió a ensayar una fuerte crítica sobre la despedida del ícono del fútbol, y expresó que el episodio dejó en evidencia todas las miserias del país.

MDZ Show

MDZ Show

En su editorial del domingo de PPt, Jorge Lanata fue muy crítico con la despedida a Diego Maradona, y aseguró que el episodio "dejó en evidencia todas las miserias de este país; el aprovechamiento político, la inoperancia del Gobierno, la mala educación, la violencia, el poder de las barrabravas y el odio por la autoridad".

Entre otras cosas, el conductor se refirió al velorio de Maradona organizado en la Casa de Gobierno, contradiciendo las propias recomendaciones del Gobierno de evitar todo evento masivo en un espacio cerrado. "Alberto ofreció la Casa Rosada para el velatorio de Maradona. Sí, un lugar cerrado en plena pandemia. Menos mal que es el presidente del Gobierno de científicos, si no ofrecía el monoambiente de un amigo", lanzó con ironía el conductor.

Luego agregó un particular dato sobre una tensión entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner: "La utilización política que hizo el Gobierno de la muerte de Diego fue patética. Y Alberto y Cristina hasta se pelearon por el lugar donde pusieron las camisetas que llevó cada uno. Más temprano, Alberto, que como había suspendido la agenda estaba medio al pedo, se fue a sacar una selfie con la gente. Alberto, era un velorio, no el Lollapalooza".

"Llegó Cristina al salón y cerraron la puerta de la sede de Gobierno. La gente que estaba esperando para entrar creyó que no la iban a volver a abrir y ahí empezó el desborde", analizó el periodista sobre el origen de los desmanes producidos hace unos días cuando un numeroso grupo de personas provocó daños en la Casa Rosada.

Finalmente, para remarcar las falencias en la organización del ídolo del fútbol, Lanata afirmó: "El velorio de Néstor duró dos días. El de Perón también. El de Evita duró 16 días. Era obvio que una figura mundial y popular como la de Maradona iba a convocar a mucha gente. El Gobierno esperaba un millón de personas, para que se despidieran entre las 6 de la mañana a las 16 horas. Ahora: supongamos que medio al trote pasan 100 personas por minuto. Para que pudieran pasar un millón se necesitaban siete días. ¿Nadie hizo esta cuenta?".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?