"Me condenan por ser mujer": los motivos por los que Ana Rosenfeld se quedó sin matrícula de abogada

"Me condenan por ser mujer": los motivos por los que Ana Rosenfeld se quedó sin matrícula de abogada

Por violar el secreto profesional, una de las abogadas más mediáticas es suspendida por el caso de Juan Darthés.

MDZ Show

MDZ Show

Por "falta a la ética y violación del secreto profesional" la Justicia ratificó la suspensión de matrícula de la abogada más mediática en los últimos años, Ana Rosenfeld.

Cabe recordar que cuando Rosenfeld fue la abogada del protagonista Juan Darthés en diciembre de 2018 presentó una denuncia contra la actriz Calu Rivero. Pero luego al poco tiempo, la misma renunció a su defensa.

¿Quién denunció a Ana Rosenfeld?

Esta nueva decisión de suspensión de matrícula representa el inicio de la denuncia del abogado Francisco Onetto. Una demanda que presentó contra Rosenfeld y hoy se conoce que la decisión final fue confirmada por la Sala I del Tribunal de Disciplina del Colegio de Abogados de la Capital Federal.

Onetto argumenta que la reconocida letrada “vulneró el secreto profesional y el Código de Ética” por las declaraciones públicas que hizo en su momento en distintos medios, con el fin de explicar a la sociedad el motivo de por qué renunció al patrocinio.

Se recuerda que en noviembre de 2019 el Colegio de Abogados ya había resuelto la suspensión de su matrícula. Sin embargo, Rosenfeld apeló a esa resolución y aseguró: "Me condenan por ser mujer, esto tiene un tinte machista porque el lugar que ocupo molesta a muchos".

A un año de dicha resolución se ratifica la misma sanción pero, los argumentos de la apelación de la abogada desestiman dicho resultado: "El abogado debe guardar celosamente el secreto profesional, que constituye un derecho y un deber inherente a la profesión y al derecho de defensa por ser depositario del secreto o confidencias del cliente".

El descargo de Ana Rosenfeld

Seré abogada toda la vida” fueron sus palabras exactas después de confirmarse su suspensión. A la abogada se la ve en todos los medios de comunicación expresando y reafirmando su posición frente a los dichos que hoy la enfrentan a esta realidad:

"Hace dos años estuve frente a una gran encrucijada, tuve que tomar una determinación muy importante que era o seguir mis principios éticos y morales como mujer o priorizar la profesión de abogacía".

Y asegura que jamás violó el secreto profesional porque nunca contó los pormenores ni motivos por los cuales se alejó de la defensa.

"Simplemente dije que se había quebrado una relación de confianza, porque se dieron situaciones particulares y opté por ser mujer y priorizar mis convicciones" señaló en el programa del periodista Ángel de Brito “Los ángeles de la mañana” en el trece.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?