Probamos el VW Nivus, estrella del mercado argentino

Probamos el VW Nivus, estrella del mercado argentino

Lidera entre los SUV/crossover de la mano de una silueta irresistible, un motor moderno y una imagen de marca imbatible. ¿Qué nos gustó y qué no?

Cristian Ortega

El Volkswagen Nivus fue lanzado a la venta en nuestro mercado en noviembre pasado, y en apenas unos meses, se posicionó como el SUV/crossover más vendido del país, superando a su hermano T-Cross, también de excelente performance de ventas.

Las razones del éxito del Nivus son varias. En esta nota vamos a tratar de reflexionar sobre sus puntos fuertes y también sus defectos, pero sobre todo intentaremos llevarle al lector, nuestra sensación al probar este exitoso modelo.

Hoy Nivus lidera las ventas de los SUV/crossover del mercado argentino, superando a modelos recientes y tradicionales del segmento como pueden ser Chevrolet Tracker, Jeep Renegade o Renault Duster. A su vez, se ubica 10º en la tabla de autos más vendidos de marzco.

Pero qué es el Nivus. Se trata de un desarrollo novedoso de Volkswagen, que montó en una plataforma conocida (la MQB-A0, que utilizan los Polo, Virtus y T-Cross) una carrocería lanzada y de características coupé. Esto hace que a la vista, el modelo parezca mucho más osado de lo que realmente es.

Al mismo tiempo, se ofrece en Argentina con una sola motorización que terminan siendo lo verdaderamente rupturista. Las tres versiones de la gama están equipados con un moderno motor de tres cilindros 1.0 turbo nafta de 116 cv de potencia y 200 nm de torque (de ahí la denominación 200 TSI), que se combina únicamente con caja automática Tiptronic (convertidor de par, con seis velocidades). La tracción es siempre delantera.

A su vez, ofrece en las versiones más elevadas (Highline y Hero) el nuevo y moderno sistema multimedia de Volkswagen denominado VW Play. Pero además, estas versiones incorporan control crucero adaptativo (ACC), frenado autónomo de emergencia (AEB), frenado de emergencia postcolisión, detector de fatiga y control de presión de neumáticos, que se suma a los seis airbags, control de estabilidad anclajes Isofix y asistente para arranque en pendiente que se ofrecen desde la versión entrada de gama (Confortline).

Justamente una versión Confortline fue la que probamos gracias al concesionario oficial Goldstein. La unidad, blanca, pasó la prueba del piropo: varios automovilistas y transeúntes que nos veían circular por el centro mendocino, daban vuelta la cabeza para ver un auto que aún sigue llamando la atención a pesar de tener varios meses en el mercado.

Como decíamos, esto tiene que ver con la interesante propuesta estética. El Nivus es lanzado, osado, moderno, joven, al mismo tiempo que mantiene la sobriedad y modernidad típica de Volkswagen. Es la versión “divertida” del señorial T-Cross, un SUV con toda la pinta de camionetita urbana que hoy gusta tanto.

Una vez tras el volante, nos recibe una plancha de instrumentos minimalista y moderna, con prominencia de plásticos de correcta calidad y terminación, aunque con rugosidades al tacto. El tablero es claro y agradable. El nuevo logo de VW brilla por su presencia en el centro del volante, de agradable grip. Al mismo tiempo, estamos muy cerca del piso, lo que refuerza la sensación que trasmite la carrocería: que estamos en un vehículo “con onda” deportiva.

Una vez que nos ponemos en marcha, todos los sentido están puestos en analizar las prestaciones del motor 1.0 litros turbo. La caja automática no deja mucho margen a la experimentación, ya que se muestra con cierto delay respecto a las órdenes del conductor, pero en un uso habitual, responde fantástico.

El 1.0 pecha como se espera. Es notable cómo se activa el turbo cuando lo exigimos, sentimos de inmediato el “golpe” de potencia mientras nos damos cuenta que tenemos resto en el pie derecho para encarar maniobras de sobre paso o aceleración brusca. Por concepción, consumos (mixto 10,6 litros cada 100 km) y reacciones, es, sin dudas, uno de los motores más modernos del mercado.

Las plazas traseras del Nivus cumplen, igual que el baúl, de gran capacidad (415 litros), por lo que la habitabilidad es correcta para cuatro adultos.

En conclusión, el Volkswagen Nivus tiene cualidades para ser el más elegido entre los SUV/crossover que están hoy en el mercado, con dos ventaja destacables: diseño y motor. No obstante está un escalón más abajo en calidad de materiales y terminación que el Chevrolet Tracker y el Jeep Renegade.

Volkswagen está apostando fuerte a este tipo de vehículos, incluso a mediados de año lanzará el Taos, de fabricación nacional, que será el hermano mayor de T-Cross y Nivus, conformado, junto a Tiguan, una familia de vehículos súper competitivos con siluetas de camionetas urbanas, esas que hoy tanto seducen al comprador argentino.

Ficha técnica

Motor: turbo naftero

Cilindrada: 1.0 litros

Potencia: 116 cv

Torque: 200 nm

Consumo mixto: 10,6 litros/100 Km

Precio: desde 2.294.300 pesos

Dónde encontrarlo: Volkswagen Goldstein

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?