Toyota: ¿se “canibalizarán” el Corolla y el Corolla Cross?

Toyota: ¿se “canibalizarán” el Corolla y el Corolla Cross?

La marca ya piensa una estrategia para que los dos modelos no compitan entre ellos, ya que el clásico sedán tendría las de perder frente al nuevo modelo.

MDZ Autos

MDZ Autos

Uno de los lanzamientos del año será sin dudas el del novedoso Toyota Corolla Cross, el inédito SUV mediano que la firma japonesa presentará el 11 de marzo en Brasil, país donde se producirá para toda la región sudamericana.

En un mundo donde los sport utilities amenazan a los sedanes y hatchbacks (especialmente de segmentos medianos y grandes), uno de los puntos más favorables que ofrecerá Toyota será la oportunidad de que el cliente pueda elegir entre dos modelos con muchas similitudes entre sí, pero con siluetas completamente diferentes.

Significa que el potencial usuario tendrá la posibilidad de comprar el nuevo Corolla Cross o apostar por la nueva generación de Corolla, sedán que se vende desde fines del 2019 en Argentina.

Eso sí, la marca ya comenzó a diseñar su estrategia para que no suceda lo mismo que otras compañía que se inclinaron exclusivamente por los SUV y dejaron de lado a los sedanes, dejándolos en una especie de “peligro de extinción”, muchas veces canibalizados por otros modelos de la misma marca.

Según reveló el sitio especializado brasileño Quatro Rodas, citado por Parabrisas, la red de concesionarios de Toyota habrían recibido instrucciones para no ofrecer el Corolla Cross a aquellos potenciales usuarios que se acerquen a las tiendas averiguando por Corolla

El SUV sólo sería ofrecido en el caso de que el vendedor se encuentre al límite, cuando crea que la venta del sedán se encuentre perdida.

Además, la marca japonesa pretende quitarle clientes a otras marcas con el nuevo sport utility. La idea será brindar una tasación más alta para aquellos SUV seminuevos de otras compañías, cuando sean utilizados como parte de una negociación por el nuevo Corolla Cross.

Otro punto destacados será su mecánica, ya que al ofrecer la misma plataforma y motorizaciones que el sedán, la nueva apuesta de Toyota se convertirá en el único de su segmento en contar con un sistema híbrido.

En precios, el SUV de la marca japonesa estaría entre 15 y 20 por ciento más caro que el tricuerpo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?