Ícono industrial argentino: la Fábrica Santa Isabel de Renault cumple 65 años

Ícono industrial argentino: la Fábrica Santa Isabel de Renault cumple 65 años

Un repaso por la historia y el presente del centro industrial que fundó Henry Kaiser en los 50. De allí salieton modelos emblemáticos que marcaron la vida de los argentinos. Galería de imágenes.

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

MDZ Autos - mdzautos@mdzol.com

Este 12 de marzo se cumplen 65 años desde que se colocó la piedra fundamental de la Fábrica Santa Isabel, en Córdoba, sede industrial de Renault en Argentina

La historia comenzó cuando Henry Kaiser, productor industrial norteamericano, decide construir un emprendimiento productivo en la provincia de Córdoba tentado por el programa de desarrollo industrial que lanzó el Gobierno nacional de ese momento. 

Kaiser decidió radicarse en Córdoba principalmente por dos motivos. En primer lugar, por la presencia del IAME, el Instituto de Aeronáuticas y Mecánicas del Estado, y su cordón de empresas proveedoras; en segundo lugar, porque las tierras fueron donadas por la familia Nores Martínez en lo que era la estancia Santa Isabel. Así nacía IKA (Industrias Kaiser Argentina).

Para la construcción de la Fábrica Santa Isabel se emplearon 4.900.000 kilos de acero, 2.000.000 de ladrillos y 9.800.000 kilos de cemento. Para transportar las 9.000 toneladas de equipos llegados desde Estados Unidos se necesitaron 600 viajes en camión desde Buenos Aires hasta Córdoba.

El 27 de abril de 1956, apenas 14 meses después de iniciada la construcción –tiempo récord para la época– salió de la línea de montaje un gran éxito de Santa Isabel: el primer Jeep. Ese mismo año se fabricaron 2.000 vehículos y al año siguiente la producción aumentó a 7.000. En poco tiempo, la fábrica alcanzó las 20.000 unidades anuales y realizó la presentación del lujoso Kaiser Carabela.

En 1959 se firmó el acuerdo que cambiaría para siempre el rumbo de la historia de Santa Isabel. Un convenio de licencia y asistencia técnica con la Régie Nationale des Usines Renault que permitió que se iniciara la producción de modelos de la marca.

En 1967, Renault adquirió una parte del paquete accionario y asumió la dirección administrativa del grupo que, a partir de ese momento, incorporaría las más modernas técnicas de producción de la época. Así nace IKA-Renault.

En 1975 Renault compra el total accionario y nace Renault Argentina SA.

En 1992, Renault Argentina cambia su denominación por CIADEA SA, grupo local que adquirió la empresa y se hizo cargo de la industrialización y venta de los vehículos.

En 1997, cuando el Clio llegó al público, Renault retomó el control de las operaciones en el país, volviendo a su denominación de Renault Argentina SA e integrando la empresa al Mercosur.

A lo largo de la historia, en la Fábrica de Santa Isabel, se produjeron 33 modelos y más de 3.198.000 vehículos. Varios de estos modelos se fueron transformando en verdaderos íconos de la industria nacional.

Algunos de los modelos icónicos que salieron de la fábrica son los siguientes: Jeep (1956-1978), Estanciera (1957-1970), Gordini (1958-1970), Rambler (1962-1975), Gladiator (1963-1978), R4 (1963-1987), Torino (1966-1981), R6 (1969-1984), R12 (1970-1994), R18 (1980-1993), Fuego (1982-1992), Trafic (1985-2002), R11 (1984-1994), R9 (1987-1996), R19 (1993-2000), R21 (1989-1996), Kangoo I (1998), Mégane I (1999-2008), Fluence (2010) y Clio Mio (2012).

Fábrica Santa Isabel, hoy

Hoy se fabrican 226 vehículos por día, de cinco modelos: Nuevo Renault Sandero, Nuevo Renault Stepway, Nuevo Renault Logan, Nuevo Renault Kangoo y Nissan Frontier.

Actualmente en Fábrica Santa Isabel trabajan alrededor de 2.200 personas. Desde 2015 a la fecha, la fábrica vivió un profundo proceso de transformación –tanto a nivel tecnológico como a nivel cultural– y hoy está al nivel de las mejores plantas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi del mundo.

En ese contexto, está incorporando las últimas tecnologías de la “industria 4.0” a su proceso productivo. Con más de 120 robots incorporados en los últimos años, carros guiados de manera automatizada, tablets en los puestos de trabajo de los operadores, formaciones con realidad virtual e impresoras 3D, la fábrica busca constantemente evolucionar y ubicarse a la vanguardia de la tecnología aplicada a la industria.

También, en los últimos años, se radicó aquí un polo de ingeniería regional. Más de 200 personas trabajan brindando el servicio de ingeniería para toda la Región América, y también para proyectos globales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?