Estos 10 modelos argentinos se vendieron con más de una marca

Estos 10 modelos argentinos se vendieron con más de una marca

Hay varios vehículos que se produjeron en el país que terminaron vendiéndose con más de una marca. Repasamos ejemplos y motivos.

MDZ Autos

MDZ Autos

A lo largo de la historia hay muchísimos ejemplos de vehículos que se vendieron con dos o más marcas, pero en este informe de Auto Web se repasan únicamente los que se produjeron en Argentina y tuvieron esta particularidad.

Cuando se habla de producción, se engloba a toda la saga, porque también hay muchos modelos que fueron producidos en Argentina con una marca, pero que llevaron una distinta en otros mercados.

De estos últimos, se pueden nombrar a los muchos Fiat que se vendieron en España como Seat (600, Spazio, 1600), los Renault Dauphine, 12 y Trafic que llegaron a otros países con los logos de Alfa Romeo, Dacia y Chevrolet, o el Valiant, que en realidad era un modelo de Plymouth. Pero esos casos no están incluidos.

Acá vamos a repasar 10 ejemplos de modelos producidos en Argentina que se vendieron con, al menos, dos marcas (dejamos afuera al Rastrojero vendido como Ranquel, por la mínima producción de este último).

En el 2019 estuvimos cerca de engrosar está lista, pero la cancelación de la Mercedes Clase X y la postergación de la Renault Alaskan, lanzada este año, impidieron que la pick up se venda con otra marca además de la Nissan Frontier.

Para 1961, Chrysler comenzó a producir la nueva generación de la pick up D-100, al cual fue vendida bajo las marcas Dodge, De Soto y Fargo, algo que finalizó en 1966, cuando la americana se unió con Fevré y unificó bajo Dodge su gama de utilitarios. El modelo dejó de fabricarse en 1981, luego de que VW se quedara con la empresa.

En 1960, Siam comenzó la producción del Di Tella 1500, un modelo que había debutado en Europa unos años antes como Riley 4. Con problemas económicos, la rama automotriz de Siam fue absorbida por IKA en 1966, que siguió fabricando el modelo tan solo un par de años, pero bajo las marcas MG, Morris y Riley.

En 1966, IKA decidió la producción del Torino, modelo que era en sí mismo una marca, con el Toro Rampante en la parrilla. En 1979, ya con el control de la empresa en manos de Renault, el Torino llevó el rombo en la trompa hasta su discontinuación, en 1982.

El Dodge 1500, fabricado por Chrysler Fevré, comenzó su vida productiva nacional en 1971. Cuando la empresa fue adquirida en 1980 por VW, la alemana siguió fabricando el modelo como 1500 Serie W, hasta que en 1982, restyling mediante, lo bautizó Volkswagen 1500. Así fue fabricado hasta 1990.

En 1960 se inició la producción local del mítico Citroën 2CV, un modelo que luego pasó a denominarse 3CV. Con la despedida de la marca de Argentina, en 1979, IES se hizo cargo de los activos y comenzó a venderlo con su marca en 1983. Dos años después apareció el América y luego el Súper América, pero en 1989 dejó de fabricarse.

Otro producto nacido como Citroën que fue fabricado por IES es el Mehari. Llegó al país en 1971 y se vendió con el doble chevrón hasta 1979, cuando la empresa dejó  Argentina. En 1984, la marca argentina de Eduardo Sal Lari lo fabricó bajo la denominación Safari, aunque tan solo hasta 1986, cuando comenzó el desarrollo de la Gringa.

Para 1998, la recién llegada PSA trajó dos nuevos modelos a la planta de Palomar, que en realidad eran gemelos. Uno el Peugeot Partner, que empezó a producirse en 1998, y el otro el Citroën Berlingo, que lo acompañó a los pocos meses, en 1999. Ambos siguen a la venta con pocos cambios.

 

En la planta de Volkswagen en General Pacheco, Seat tuvo una corta vida productiva en Argentina. En 1998 apareció la Caddy de VW y un año después lo hizo su gemelo, el Inca. El de Seat dejó de producirse rápidamente, en el 2001, mientras que el de Volkswagen lo hizo en el 2008.

Sobre la misma plataforma, Volkswagen inició, antes del Caddy, la producción del Polo Classic. Fue en 1996, una vez que se separó de Ford. En el 2000, luego de la llegada del Inca, el Seat Córdoba compartió la misma cadena de montaje. También fue una aventura corta, que duró solo hasta el 2002, en tanto el sedán de VW también desapareció en el 2008.

Otra producción doble entre marcas de un mismo grupo se dio en General Motors. La planta de Rosario comenzó en el2000 a producir la Suzuki Grand Vitara, pero al año siguiente, el modelo también salió de las cadenas de montaje con el moño dorado de Chevrolet en la trompa. Ambos convivieron hasta su discontinuación en el 2008.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?