Compañeros inseparables: el chori y el tinto

Compañeros inseparables: el chori y el tinto

María Laura Ortíz nos presenta al gran clásico argentino del maridaje: un choripán con un vaso de vino tinto. ¿Existe el vino ideal para esta dupla?¿Cuál es tu combinación preferida?

María Laura Ortiz

La historia del choripán se remonta al siglo XIX, cuando los gauchos combinaban este embutido con pan cuando realizaban algún asado en modo de agasajo.

Los ingredientes básicos de un choripán son chorizo y pan. Todo una "ciencia", ¿no? Pero lo que lo hace diferente es su relleno, el pan y su guarnición.

Los favoritos son los de chorizos de cerdo, de vaca o mixtos y los más recientes, choris veganos. Acá les pido que no critiquen, cada uno es dueño de comer lo que pueda y desee y no por eso está mal lo que come el otro.

Una de las decisiones claves es en “pan casero” o en “pan francés? La miga del primero hará que se funda con el chorizo, absorba su grasa y sea uno en la boca. El segundo agregará crocantez, textura y lo hará un poco más etéreo.

El choripán estilo gaucho sería de cerdo o vaca con grasa de cerdo y pan de campo, pero como nosotros somos creativos le agregamos condimentos como chimichurri, mayonesa, tomate, lechuga... ¡Y he visto hasta con panceta!

Haciendo unas encuesta a amigos y conocidos propusieron que el mejor Choripán de Mendoza es el que se consigue en el puesto ubicado abajo del puente del "Tomba". Otros nombres que surgieron en el sondeo son Don Claudio, Anastasio el Pollo, Estación Palero (choripán por metro) y en la opción vegana una amiga me recomendó los Veggieland que se comercializan en la provincia.

Argentina es tan famosa por sus choripanes que he acompañado a gente muy reconocida del mundo del vino a comer específicamente este sándwich por recomendación.

El choripán es muy típico de cualquier asado, ya que por su fácil cocción, es rápido y sirve para calmar el hambre que genera la parrilla y la leña encendida. Desde sus inicios el vino tinto fue su fiel compañero, el maridaje más deseado, ya que por su estructura sostenida por los taninos limpia la boca luego de cada trago para permitir seguir disfrutando.

En el caso del Chori clásico sin guarnición sugirieron un buen Bonarda, pero si le agregamos un chimichurri con pimiento y picantito, va de maravillas con un Syrah, y si tiene tomate y lechuga con un poquito de picante su mejor compañero un buen Cabernet Sauvignon. El clásico amigo de todos los choripanes es el Malbec por su gran versatilidad.

Ahora si hablamos de un Veggie elaborado con soja, acompañado de zanahoria rallada y zucchini grillados, les recomendaría una Criolla, de cuerpo medio y bien fluida, que con su frutado y frescura le aporte complejidad. Personalmente le agregaría unas semillitas de mostaza y de eneldo a una mayonesa vegana que lo acompañe.

Espero que disfruten de una choripaneada con su familia y una botella de vino de por medio. Salud!

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?