¿Fan de la naranja? Las 4 mejores formas de prepararlas y consumirlas

¿Fan de la naranja? Las 4 mejores formas de prepararlas y consumirlas

Es el cítrico más consumido y cuenta con millones de fanáticos. ¿A vos cómo te gusta comerlas? Según como las prepares podrás disfrutar de sorprendentes nuevos sabores y sensaciones.

Food Lovers

La naranja, y los cítricos en general (sobre todo en la piel), cuentan con una gran cantidad de beneficios para la salud, además de darnos una amplia gama de sabores para el placer de nuestro paladar. Se utilizan para comidas saladas, pero el fuerte está en las comidas dulces y en los postres. A continuación te dejamos algunas ideas que te permitirán consumir las naranjas de diferentes modos. Y si hasta ahora no eras del “team” de los cítricos, con seguridad te vas a convertir en fan.

4 maneras de preparar y consumir naranjas

En licuados

Si te aburriste de la naranja exprimida, preparar un rico licuado o smoothie puede ser una buena idea. En una licuadora colocá ½ naranja sin semilla pero con piel, ½ banana o mango o papaya. Y 200 ml de agua. ¡A batir! Estas frutas dulces que agregamos hacen que el amargor de la cáscara se sienta en forma sutil.

Cremas

Una rica crema complementa un postre de maravillas, ya sea de vainilla, chocolate o  una torta. En una licuadora agregá 2 naranjas con cáscara, en trozos, y sin semillas, el jugo de 2 limones, 1 cucharada de crema de leche, y 2 cucharadas de stevia granulada para repostería. Activá la licuadora. Se utiliza en el momento, o se puede guardar en heladera por3 días, siempre agitándola bien antes de consumirla.

Sopas

¿No te imaginaste nunca consumiendo una sopa de naranjas? Este es el momento entonces de probar. Batí una naranja entera con 1 litro de sopa de calabaza preparada con un sobre de sopa instantánea. Si te gusta la versión cremosa, utilizá un sobre de sopa crema (también, de verduras o calabaza), y una vez lista colocá todo en una licuadora. Si hace falta, podés agregar una cucharada de crema de leche.

Sorbetes y helados

Si lo que te molesta de la naranja, a veces, es el sabor amargo de su cáscara, tené en cuenta que se hace más suave con el frío. Es decir que si preparás un helado o sorbete, el amargor se va a sentir mucho menos. También baja el dulzor, por lo cual te recomendamos que utilices endulzantes como miel o stevia. ¿Cómo preparar un sorbete? Con la misma receta del licuado pero sin crema, colocando la preparación en un molde de “helado palito”, y llevándolo al freezer. Podés agregar trocitos de naranja sin procesar. Para un helado cremoso, utilizá la receta con crema de leche.

Postre de naranja al horno y yogurt

Este postre es imperdible, riquísimo, sabroso, y no falla. Cortá naranjas en mitades, y cuidadosamente separá con un cuchillo la pulpa de la cáscara, y cortá en porciones como una pizza. Dejá la pulpa adentro de la cáscara. Colocá las medias naranjas en una placa de horno, rociá con azúcar y llevá al horno por 15 minutos. Retirá, colocá miel y yogurt natural o tipo griego, espolvoreá canela,  y serví.

Jugos

La naranja va con todo... o con casi todo. Es decir que la podés combinar en jugos con otras frutas o verduras, y es muy raro que quede mal. Uno de los jugos más populares es el mix de zanahorias,  jengibre  y naranja. Te recomendamos utilizar una juguera centrífuga, y en 2 minutos tendrás una jarra de jugo llena de vitaminas y nutrientes, súper refrescante  y saludable.

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?