Guía para preparar un buen café en casa

Guía para preparar un buen café en casa

¿Te gusta el café y querés prepararlo tan rico como el barista de tu cafetería favorita? Seguí estos tips del barista Ariel Schegvitz y vas a notar la diferencia.

Food Lovers


¿Sabías qué es un  barista? El barista es un experto en café o especialista, con amplio conocimiento sobre los tipos de granos y de máquinas, sabores, elaboración y preparación de la infusión. Es algo así como un sommelier de vino, que tanto conocemos en Mendoza, pero de café. Esta profesión está cada vez más en auge, sobre todo en lugares en que hay mayor cultura gastronómica, ya que el público que asiste a las cafeterías aprecia un café de alta calidad, tanto el origen como la cuidada preparación.

Ariel Schegvitz es Barista Q-Grader y Brand Ambassador de Café Martínez, es un verdadero experto en café. A continuación nos deja algunos consejos para preparar un buen café en casa.

 

Elementos indispensables para un buen café

No importa con qué máquina se prepare el café, en todos los casos es de vital importancia poder controlar:

la temperatura del agua a utilizar

. la cantidad de café molido

. el nivel de granulometría (el grado de molienda del café que da el molinillo).

 

Se deben tener en cuenta las 4 M´s

  • Máquina: cada cafetera tiene su diferencial y es importante conocer los detalles para mejorar la preparación. De acuerdo a la máquina, dependerá las cantidades de café, tiempos y tipo de molienda.
  • Molino: la principal diferencia entre las extracciones de café se deben al molino.
  • Mezcla: diferenciar el grano de café, de dónde viene, qué origen tiene, cómo está tostado, cuánto tiempo tiene desde que se tostó, es clave en el resultado.
  • Mano: es el factor clave que maneja todas las demás variables en conjunto con: conocimiento, técnica, precisión, limpieza y arte.
     

¿Cómo preparar un buen café en casa?

En primer lugar, es importante la materia prima. La calidad del café seleccionado es el primer paso para lograr la mejor versión de la bebida. La elección ganadora depende del sabor/aroma que se le quiera dar a la infusión.

Posteriormente a la selección del café, es importante elegir el método y la molienda.

Lo ideal es comprar café tostado en grano, y si no tenés molinillo, hacerlo mole para el tipo de máquina o método que vas a usar.

Dime cuál máquina de café tienes y te diré cómo hacerlo

Existen muchos tipos de maquinas de café y todas extraen una bebida diferente. El principal secreto son los granos con los que se prepara el café. Es fundamental que los mismos sean de buena calidad y tengan una tostación perfecta. Ese es un aspecto primordial al momento de seleccionar un blend. En cuanto a la molienda, normalmente todas las maquinas de café llevan diferentes granulometrías de los granos

Máquina francesa: molienda gruesa

Espresso: molienda mucho más fina (como la sal fina)

 

Métodos

Drip Coffee: en este caso, el resultado es una taza de buen sabor y aroma. Su preparación no llevará más de 2 - 2:30 minutos.

Cafetera eléctrica de filtro: es rápida y fácil de usar. Ideal para preparar varias tazas de café al mismo tiempo. El resultado, una bebida de buen sabor y aroma. El agua al caer en forma de lluvia y lentamente a través del café molido, llega por gravedad hasta la jarra.

Prensa francesa: este método garantiza una extracción con mucho cuerpo y textura debido a que la mayoría de los aceites quedan en la extracción final. En este caso, es importante agregar el café molido en la jarra precalentada, sumar lentamente el agua y asegurarse de humedecer todo el café.

Chemex: método de goteo, en donde el agua pasa a través de una capa de café y un filtro normalmente hecho de papel. Brinda una taza de café limpia; sus filtros de papel son entre un 20% o 30% más pesados que los demás filtros. Lo más interesante de este método es que permite lograr una bebida con mucho balance y conserva el sabor.

Aeropress: este pequeño dispositivo prepara rápidamente un café con un gran cuerpo. El tip para evitar el sabor a papel consiste en lavar el aeropress con agua tibia, y luego pre-humedecer el filtro de papel con agua caliente. Además, es indispensable agregar agua a la taza para pre calentar y evitar que el café se enfríe al entrar en contacto con ella.

Cafeteras con cápsulas: este tipo de máquinas son ideales para quienes disfrutan de diferentes estilos de café y desean prepararlos de forma simple, rápida y limpia.

Cafeteras para preparar Cold Brew: estas cafeteras permiten preparar cafés fríos de forma manual, utilizando café molido grueso. Hay que tener en cuenta que para preparar  estos cafés es necesario infusionar el café durante 24 horas con agua a temperatura ambiente.

Para Ariel Schegvitz, los métodos más recomendados para la primera hora de la mañana son: la prensa francesa con un café molido grueso, o bien el drip/filtro alternativo en el que se debe usar un café molido medio. Esto se debe a que ambas preparaciones permiten extraer los aceites esenciales del café y comenzar el día a pura energía.

¡Crea tu propio Arte Latte!

El arte del café, se refiere a los diseños creados en la superficie de un espresso. Hay dos formas de crear estos diseños y generalmente se utiliza uno de los métodos, e incluso a veces, una combinación de ambos.

El primer método consiste en ir manipulando el flujo de leche desde una jarra (conocido como vertido libre). El segundo consiste en dibujar diseños con un instrumento (o etching), con plantillas, polvos y espuma de la leche.

Para lograr la mejor versión también es fundamental que la leche se emulsione  correctamente para poder dibujar sobre el café, y por eso hay que elegir una leche de buena calidad, que sea entera y fresca.

El arte latte es considerado por muchos consumidores de café el toque final y la clave para completar la experiencia.

Agradecimiento: Ariel Schegvitz - Café Martínez.

 

Desde Food Lovers te recomendamos

1) Comprá café en grano tostado - no torrado. Si sos un verdadero foodie, con seguridad vas a dejar de consumir café instantáneo!

2) En lo posible molelo en tu casa, en tu molinillo, de acuerdo al método que vayas a utilizar para hacer el café. O hacelo moler donde lo compres diciendo cómo lo vas a utilizar.

3) Comprá solo la cantidad de café que vayas a utilizar en 15 o 20 días, para que no pierda propiedades.

4) Guardalo en un lugar fresco, seco y oscuro, cerrado herméticamente.

5) Cuando vayas a preparar el café, si lo hacés con café en grano, molé solo lo que vayas a utilizar en el momento.

6) El café se disfruta en su máxima expresión a una temperatura media, más baja de la que estamos acostumbrados los argentinos a tomarlo. De este modo pueden apreciarse mejor sus múltiples descriptores aromáticos.

 

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?