Prepara estas sabrosas albóndigas vegetarianas de lentejas

Prepara estas sabrosas albóndigas vegetarianas de lentejas

Se trata de una verdadera delicia para los sentidos.

Food Lovers

Ideales para comer por sí solas, con salsa de tomate o bien, en un sándwich, las albóndigas de lentejas son una de las comidas más deliciosas que ofrece la cocina vegetariana. En esta oportunidad, compartimos su receta y todo lo que hay que saber para elaborarlas a la perfección.

Además del increíble sabor que ofrecen, también cuentan con la ventaja de ser fáciles de realizar y saludables para el organismo. ¿Te animarías a probarlas?

Fuente: recetasgratis.net

Albóndigas de lentejas: todo lo que se necesita

Ingredientes. Para preparar estas deliciosas albóndigas vegetarianas se requiere de:

  •     400 gr. de lentejas (cocidas).
  •     2 huevos.
  •     2 dientes de ajo (picados).
  •     120 gr. de harina de garbanzos.
  •     1 cucharada de perejil fresco.
  •     1 pizca de jengibre en polvo.
  •     1 pizca de laurel en polvo.
  •     1 pizca de comino en polvo.
  •     Sal y pimienta negra (a gusto personal).
  •     Aceite (cantidad necesaria).

Con las cantidades mencionadas, se obtienen las albóndigas necesarias para que coman entre 4 y 6 personas.

¿Cómo hacer las albóndigas vegetarianas de lentejas?

Elaboración. Lo primero que hay que hacer es preparar un puré con las lentejas ya cocidas. En el caso de que se posea un aparato similar a la minipimer, se las puede procesar con el mismo. De lo contrario, se puede hacer a mano, y no hace falta que quede sumamente parejo.

Hecho esto, hay que sumar cada uno de los condimentos: el perejil fresco, el ajo picado y el jengibre, el laurel y el comino en polvo. Salpimentar a gusto personal y mezclar hasta que todo quede bien distribuido.

A continuación, hay que incorporar la harina de garbanzos. El objetivo de ésta es darle una mayor consistencia a la mezcla, por lo cual es clave revolver bien.

Luego, agregar los 2 huevos y repetir el proceso de mezclar hasta obtener una preparación lo más homogénea posible.

Por último, es momento de armar cada una de las bolas. Si con la primera se observa que la mezcla se pega mucho en las manos, se puede agregar un poco más de harina. Para quienes así lo prefieran, también es posible optar por pan rallado o queso rallado.

Con todas las albóndigas ya armadas, solo resta cocinarlas. Esto se puede realizar tanto en una sartén con abundante aceite o bien al horno, sobre una placa con un poco de aceite para que no se peguen.

¡Listo! Las albóndigas ya están terminadas y a punto para disfrutar. Las mismas se pueden disfrutar por sí solas o bien se pueden acompañar con una deliciosa salsa de tomate. Todo queda a elección personal.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?