Exquisito: todos los trucos para que el café quede espumoso

Exquisito: todos los trucos para que el café quede espumoso

El café se puede consumir con una espuma cremosa, que se puede conseguir de varias maneras.

Food Lovers

Los granos de café se descubrieron por primera vez en Etiopía y hoy es una de las infusiones más consumidas en todo el mundo, a punto tal que nunca puede faltar en el desayuno o en la merienda. Además, se amolda a los gustos de cada persona: negro, largo, con leche, con crema, con espuma, con canela solo, con azúcar y más.

Para aquellos que les gusta el café muy espumoso, puede lograrlo con varios tips que lo ayudarán a que quede con este cuerpo y vistosidad. Para conseguirlo se puede hacer de la siguiente manera.

Fuente: Dolce Gusto.

1. Batidora de leche

La batidora de leche es la más simple para hacer que el café tenga esa espuma estética como capa superior. También se pueden encontrar como "espumadores de leche" y son muy fáciles de usar, además de ser generalmente accesibles económicamente. Lo ideal es que tenga varias velocidades para ser adaptada a las necesidades.

2. Batir a mano

Quienes consuman café instantáneo pueden lograr la espuma sin problema batiendo a mano. Lo que se debe hacer es colocar el azúcar y el café, y echar las dos cucharaditas de agua o leche. Luego batir y es importante destacar que mientras más se bata, más espuma habrá. Finalmente, servir el agua o la leche calientes y listo.

Fuente: Dolce Gusto.

3. Cafetera profesional

Las cafeteras como Dolce Gusto de Nescafé o la Nespresso ya ofrecen en su máquina la posibilidad de hacer espuma con la misma crema del café, que le aporta ese toque dorado. "Es importante no confundir la crema del café con la crema de café, un postre similar a las natillas, o la crema para café un preparado lácteo que en ocasiones está saborizado; ambos relacionados con el café, pero con significativas diferencias", explican desde Dolce Gusto en su sitio web.

Para hacer un cappuccino y latte Macchiato es muy sencillo. Se debe introducir la cápsula de leche y a continuación, la de café. Así se obtiene una taza llena de espuma y sabor. "Para crear la espuma de leche tenemos que tener en cuenta tres cualidades esenciales de la leche: la cantidad de grasa que contiene, la temperatura que alcanza y la presión del vapor con el que se espuma".

Fuente: Dolce Gusto

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?