Nunca (pero nunca) metas estos alimentos en el microondas

Nunca (pero nunca) metas estos alimentos en el microondas

¡Ojo! Este aparato funciona con ondas de radio que van directo a los alimentos y podría traer consecuencias peligrosas.

Food Lovers

Desde que se inventó el microondas, sin dudas se convirtió en uno de los electrodomésticos más imprescindibles de muchos hogares. Ya sea por su comodidad o facilidad en el uso, trajo a la vida la “rapidez” para calentar o cocinar.

Está bien cocinar en un microondas aunque sea muy cuestionado. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado con ciertos alimentos que ni por casualidad hay que introducir dentro de este aparato.

Las consecuencias pueden llegar a ser muy peligrosas como producir enfermedades, exponer al alimento a químicos o hasta incluso provocar un incendio.

Un invento que revolucionó a los alimentos

El microondas es un invento sencillo. Sin embargo, muchas personas desconocen que no solo se puede usar para “calentar” sino que también se puede “cocinar” comidas y galletas riquísimas.

Así también, es necesario conocer cuáles son los alimentos prohibidos y que podrían ser un riesgo si se meten en el microondas:

  • Los huevos. Definitivamente no vale la pena intentarlo ni arriesgarse. Debido a las ondas que irradia el microondas puede hacer que el huevo explote.
  • Los chiles picantes. Como tienen una sustancia química llamada capsaicina, es muy posible que al meterlos en el microondas el vapor que libera pueda provocar quemazón en la garganta o en los ojos.
  • Las uvas. Aunque no se conozca a muchas personas que tengan intención de calentarlas, se recomienda ni siquiera intentarlo. De seguro van a explotar y puede provocar un incendio.
  • Los contenedores plásticos. Este material, por lo general, conviene no usarlo. Sin embargo, existen algunos que están aptos para hacerlo. Los que sí o sí se deben evitar de meter en el microondas son los descartables. Esos recipientes de plásticos característicos de las comidas compradas suelen ser dañinos para la salud cuando traspasan las ondas que libera el microondas.

Existen alimentos que no explotarán pero sí perderán sus nutrientes. Sucede en el caso de las carnes cuando se descongelan y en las verduras como la acelga, el brócoli o la espinaca. A estas verduras en lo posible se recomienda no calentarlas en el microondas porque degradan sus nutrientes bajo en magnetrón que tiene este aparato.

El arroz, es otro alimento que no debería calentarse en el microondas. Según la Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, recalentar este alimento puede fomentar el crecimiento de la conocida bacteria "Bacillus cereus" que es potencialmente peligrosa al punto de provocar vómitos, diarrea o hasta una intoxicación.

Ya sea porque podrían provocar un incidente o perder sus cualidades nutricionales, hay que tener sumo cuidado y atención especial con el uso del microondas.

Un dato interesante y a tener en cuenta, es que también poner en funcionamiento este aparato con “nada” –aunque parezca una broma- podría ser muy peligroso. Esto se debe a que las mismas ondas de radio que emana son absorbidas por el propio microondas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?