Recetas

No se tira nada: tres recetas gourmet con sobras para reinventar tus comidas

Para esos que siempre cocinan de más, recetas innovadoras para darle una segunda oportunidad a lo que quedó en la heladera.

MDZ Estilo
MDZ Estilo lunes, 10 de junio de 2024 · 20:40 hs
No se tira nada: tres recetas gourmet con sobras para reinventar tus comidas
No se tira nada: tres recetas gourmet con sobras para reinventar tus comidas Foto: Shutterstock

La creatividad culinaria no solo se aplica en la creación de nuevos platos, sino también en la reinvención de los ingredientes que ya tenemos en casa. Por eso, para esas personas que siempre cocinan de más, aprovechar las sobras no solo es una manera efectiva de reducir el desperdicio, sino también una oportunidad para sorprender al paladar con nuevas recetas con un toque gourmet.

Tres recetas con un toque gourmet para aprovechar las sobras

1. Risotto de pollo y verduras al vino blanco

  • 1 taza de arroz
  • Sobras de pollo cocido desmenuzado
  • 1 taza de verduras cocidas (zanahorias, arvejas, brócoli)
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1/2 taza de vino blanco
  • 4 tazas de caldo de pollo (puede ser casero o de cubo)
  • 1/2 taza de queso parmesano rallado
  • 2 cucharadas de manteca
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

En una cacerola grande, calentá un poco de aceite de oliva y salteá la cebolla y el ajo hasta que estén dorados. Agregá el arroz y remové constantemente durante unos minutos hasta que los granos estén ligeramente tostados. Agregá el vino blanco y cociná hasta que se evapore, removiendo constantemente.

Agregá el caldo de pollo caliente, una taza a la vez, esperando que el líquido se absorba antes de añadir más. Continuá este proceso hasta que el arroz esté al dente. En este punto, incorporá las sobras de pollo y las verduras, mezclando bien. Sumá la manteca y el queso parmesano, removiendo hasta que se fundan y el risotto adquiera una textura cremosa. Ajustá la sal y la pimienta a gusto y serví inmediatamente.

Risotto, una receta que nunca falla.

2. Croquetas de jamón y puré de papas

  • Puré de papas
  • 100 gramos de jamón cocido
  • 1/2 taza de queso rallado (puede ser cheddar, gouda o el que prefieras)
  • 2 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

En un bol grande, mezclá el puré de papas con el jamón y el queso rallado. Ajustá la sal y la pimienta. Formá bolitas con la mezcla y aplanalas ligeramente.

Batí los huevos en un bol y colocá el pan rallado en otro. Pasá cada croqueta por el huevo batido y luego por el pan rallado, asegurandote de que queden bien cubiertas.

Calentá el aceite en una sartén profunda y freí las croquetas hasta que estén doradas y crujientes. Retirá las croquetas del aceite y colocalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Servilas calientes, acompañadas de una ensalada fresca o una salsa de tu elección.

Croquetas con sobras de puré de papas.

3. Ensalada de pasta mediterránea

  • 2 tazas de pasta cocida (fusilli, penne o la que tengas)
  • 1 taza de tomates cherry cortados a la mitad
  • 1/2 taza de aceitunas negras en rodajas
  • 1/2 taza de queso feta desmenuzado
  • 1/2 cebolla roja
  • 1 pepino cortado en cubitos
  • 1/4 de taza de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación:

En un bol grande, mezclá la pasta cocida con los tomates cherry, las aceitunas, el queso feta, la cebolla roja y el pepino. En un recipiente aparte, batí el aceite de oliva, el vinagre balsámico, el orégano, la sal y la pimienta hasta que se emulsione. Agregá el aderezo sobre la ensalada de pasta y mezclá bien para que todos los ingredientes se impregnen del sabor.

Refrigeáa durante al menos 30 minutos antes de servir, para que los sabores se integren. Serví fría, decorada con hojas de albahaca fresca.

La ensalada mediterránea, ideal para llevar de vianda.

 

Archivado en