Una tabla de quesos perfecta: los consejos de un maestro quesero

Una tabla de quesos perfecta: los consejos de un maestro quesero

Este 27 de marzo se celebra el Día Internacional del queso y nada mejor que festejarlo con una buena tabla. Imperdible si eres un fanático del queso y las picadas en familia o con amigos.

Esther Cano

Este 27 de marzo se celebra el Día Internacional del queso y para celebrarlo nada mejor que los consejos de un maestro quesero para armar la tabla de quesos perfecta.

Martín Renó, responsable de la Escuela del queso Santa Rosa, comparte todos los tips y consejos para los amantes del queso: cómo cortarlos, de qué manera combinarlos, con qué ingredientes pueden acompañarse y con qué bebidas maridarlos. Imperdible si eres un fanático del queso y las picadas en familia o con amigos.  

Existen algunas reglas generales para maridar quesos y vinos. Por ejemplo los quesos ácidos, frescos o cremosos van bien con vinos blancos o espumantes secos, ácidos y/o frutales. Los quesos grasosos con tintos de buen cuerpo. 

La presentación de la tabla

“El número de quesos para armar una tabla depende por supuesto del gusto de cada uno, pero una buena tabla debería tener entre 5 y 7 quesos. Es preferible calidad y variedad a cantidad. Para armarla se sugiere armar un abanico sensorial e incluir quesos de leche como los de cabra, oveja, o vaca. También agregar alguno de tecnología de elaboración  como el moho blanco, azul, semiduros con ojos, duros. Y alguno de maduración como el Brie, Pategrás, Sardo, o Reggianito. Para la presentación lo ideal es ordenar los quesos situando los más suaves en el exterior y dejando los más intensos al interior para consumir últimos”.

El mejor corte

“Es mejor cortar el queso cuando está frío. Es muy importante que el momento del corte permita degustar cada parte del queso, desde su corteza hasta su corazón. Para las hormas redondas y quesos duros y semi-duros se puede hacer un corte en cruz obteniendo una cuña de la que se obtendrán porciones más pequeñas. En el caso de quesos con moho en la superficie se deben mantener las cortezas, éstas no se tienen que sacar ya que contribuyen a los olores, aromas y texturas de estos quesos. Para cortarlos son ideales los cuchillos para quesos. Se cortan como una tarta partiendo del centro”. 

Para acompañar los quesos combinan muy bien algunas frutas como la manzana verde, la pera, higos frescos o disecados, ciruela, uva. También los frutos secos, mermeladas y miel.

Temperatura ideal

“Sacar el queso de la heladera de 30 a 45 minutos antes de consumirlo, excepto los azules. Al colocarlo a temperatura ambiente, permitirá experimentar sabores y aromas más intensos”.

El acompañamiento perfecto

“Para acompañar los quesos, combinan muy bien algunas frutas como la manzana verde, la pera, higos (frescos o disecados), ciruela, uva. También los frutos secos en general, nuez, almendra…también mermeladas y miel”.

Sacar el queso de la heladera de 30 a 45 minutos antes de consumirlo, excepto los azules. Al colocarlo a temperatura ambiente, permitirá experimentar sabores y aromas más intensos.

Cómo maridarlos

“Si van a maridar con vinos, existen algunas reglas generales como por ejemplo quesos ácidos, frescos o cremosos van bien con vinos blancos o espumantes secos, ácidos y/o frutales. Los quesos grasosos con tintos de buen cuerpo. Pero el maridaje es muy subjetivo, lo mejor es probar combinaciones, ya que cada caso es muy particular. También se puede maridar por similitud, por ejemplo un queso intenso con un vino intenso, para exaltar sabores y aromas; o por contraste, un queso intenso con un vino joven, para equilibrar. Los quesos azules maridan bien con vinos o cervezas dulces”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?