Vinos, frutas y ajo de Mendoza, beneficiados por el acuerdo Mercosur-UE

Vinos, frutas y ajo de Mendoza, beneficiados por el acuerdo Mercosur-UE

Una vez que entre en vigencia el acuerdo de libre comercio,  los vinos, jugos concentrados, fruta en fresco e industrializada, ajo, conservas y aceite de oliva figuran como los más beneficiados.

El Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza informó que entre los productos que se beneficiarán una vez que entre en vigencia el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, figuran principalmente los vinos, jugos concentrados, fruta en fresco e industrializada, ajo, conservas y aceite de oliva.

El informe publicado detalló que entre los productos mendocinos alcanzados el acuerdo excluyó los vinos a granel pero incluyó a los vinos tranquilos y espumantes fraccionados en envases de capacidad inferior a cinco litros, para los cuales la desgravación ocurrirá lineal y gradualmente en un período de ocho años.

Los otros espumantes quedarán libres de arancel desde la aprobación del acuerdo, siempre que su precio por litro sea superior a US$ 8, mientras los de menor valor tendrán una desgravación lineal y gradual en 12 años.

El jugo concentrado de uva tendrá una desgravación lineal y gradual en un período de 10 años y las frutas en fresco (manzana, pera, durazno y ciruela) quedarán libres de arancel desde la aprobación del acuerdo (la excepción fue la cereza, que tendrá desgravación lineal y gradual en un período de siete años).

Para el ajo, la desgravación será lineal y gradual en siete años sobre una cuota anual que crecerá de 3.000 a 20.000 toneladas en el mismo período.

Las frutas industrializadas -tanto las ciruelas deshidratadas (con y sin carozo) como el durazno en agua edulcorada (lata)- serán desgravadas de modo lineal y gradual en siete años.

Las conservas de tomate (lata), por su parte, gozarán de una desgravación lineal y gradual en siete años sobre una cuota anual de 7.500 toneladas, continuó el detalle del ministerio mendocino.

Para el aceite de oliva, el ingreso a la UE sin arancel está previsto desde la aprobación del acuerdo, mientras que el de origen europeo que ingrese al Mercosur tendrá una desgravación lineal y gradual en un período de 15 años.

Las aceitunas en conserva fueron excluidas, mientras las nueces argentinas podrán ingresar sin arancel a Europa desde la aprobación del Acuerdo (las nueces europeas se desgravarán en forma lineal y gradual en un período de ocho años).

La maquinaria agrícola europea no producida en el Mercosur podrá ingresar sin arancel desde la aprobación del acuerdo y sobre los agroquímicos "todavía faltan algunos detalles para conocer su proceso de desgravación", se indicó.

Por último, el acuerdo incluye la prohibición de establecer derechos de exportación (retenciones) para todas las posiciones a partir del cuarto año de su firma, excepto para el caso de corchos, chatarra, soja y sus derivados e hidrocarburos, pero con un límite máximo de 14%.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?