Guerra de gigantes tecnológicos: ¿alcanzó Google la "supremacía cuántica"?

Google había anunciado que había creado una supercomputadora capaz de resolver en 3 minutos cálculos que a las pc normales les llevaría 10 mil años. IBM aseguró haber conseguido resultados similares con supercomputadoras clásicas.

Redacción MDZ

IBM descartó que se haya alcanzado la "supremacía cuántica".

dpa

La compañía IBM negó ayer que un dispositivo desarrollado por Google haya logrado superar la barrera de la 'supremacía cuántica', asegurando que es capaz de replicar sus resultados con sus supercomputadoras clásicas en 2,5 días, frente a los 10.000 años que los investigadores de Google aseguraban que eran necesarios.

La supremacía cuántica es un término propuesto por el físico teórico estadounidense John Preskill en 2012, que describe un punto en el que los ordenadores cuánticos crucen un umbral en el que sean capaces de hacer cosas que los ordenadores clásicos no puedan conseguir.

Como anunció Google, sus investigadores publicaron un documento académico en la revista Nature en el que se describe un procesador cuántico llamado Sycamore, de 53 cúbits o bits cuánticos, que es capaz de realizar tal cantidad de cálculos en tres minutos y 20 segundos (200 segundos) que un ordenador convencional actual necesitaría 10.000 años para replicar.

IBM descartó en un comunicado que se haya superado la barrera de la supremacía cuántica, argumentando que "una simulación de la misma tarea puede ser realizada por un sistema clásico en 2,5 días" y, añaden, "con una fidelidad mucho mayor".

La estimación de 10.000 años de Google se basa en la observación de que los requerimientos de memoria RAM que sería necesaria para albergar sus cálculos en un ordenador clásico serían demasiado altos.

No obstante, según IBM, Google no tiene en cuenta otros componentes del 'hardware' clásico como es la memoria de almacenamiento. La compañía propone en su lugar un modelo de simulaciones clásico que además de la RAM sí tenga en cuenta el espacio en disco duro.

El anuncio de Google había dado la vuelta al mundo.

"El experimento de Google es una excelente demostración del progreso en la computación cuántica basada en superconductores (...), pero no debería ser vista como una prueba de que los ordenadores cuánticos son 'supremos' con respecto a los ordenadores clásicos", como ha concluido IBM.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?