Entraron en vigencia los nuevos aranceles de EEUU a importaciones chinas

La Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos anunció que la medida entró en vigor a las cero horas y afectó productos como ropa, calzado y material escolar, pero también a alimentos como la leche condensada, quesos, verduras y fruta.

Redacción MDZ

la nueva suba de aranceles.

Como había anunciado y en una nueva escalada de la guerra comercial con Beijing, Estados Unidos impuso hoy una nueva suba de aranceles a las importaciones chinas, que alcanza un 15%, y afecta a productos y bienes por más de 112.000 millones de dólares.

La Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos anunció que la medida entró en vigor a las cero horas y afectó productos como ropa, calzado y material escolar, pero también a alimentos como la leche condensada, quesos, verduras y fruta, según un comunicado publicado en su página web y citado por la agencia de noticias EFE.

Hace una semana, el presidente Donald Trump había anunciado que a partir de este mes iba a elevar el arancel que pagan una parte central de las importaciones chinas de un 10% al 15%.

Además, hizo otro anuncio para el próximo mes: "A partir del 1 de octubre los 250.000 millones de dólares de bienes y productos procedentes de China que actualmente (por entonces) están gravados con un 25%, estarán gravados con un 30%."

En diciembre, se prevé otro aumento, lo que marca una creciente tensión para el resto del año con China.

Trump comenzó una escalada arancelaria con China en un intento por equilibrar su balanza comercial con el gigante asiático, quien además de contar con un importante superávit con respecto a Washington es un importante tenedor de deuda del Tesoro estadounidense.

Con cada subida de aranceles estadounidenses, China respondió recíprocamente hasta que la escalada preocupó a los aliados de ambas potencias y a los principales actores e inversionistas de los mercados internacionales que comenzaron a presionar por un acuerdo que frene la inestabilidad.

Desde finales del año pasado, enviados de Trump y de su par chino, Xi Jinping, mantienen rondas de negociaciones técnicas y los dos mandatarios han llegado a encontrarse cara a cara dos veces para sellar treguas temporales.

Sin embargo, hasta ahora no han conseguido consensuar los términos de un acuerdo que ponga fin a las preocupaciones de Trump por el desbalance comercial y de Xi por recuperar un escenario de reglas internacionales estables que le permita seguir desarrollándose y creciendo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?