Opinión

Un viaje a Silicon Valley: los planes de las grandes tecnológicas para la IA

La competencia no es vista como una barrera, sino como una oportunidad para aprender y crecer. Alberto Gabriel desarrolla su opinión en MDZ.

Alberto Gabriel lunes, 27 de mayo de 2024 · 07:03 hs
Un viaje a Silicon Valley: los planes de las grandes tecnológicas para la IA
Las avenidas están llenas de edificios que albergan algunas de las mentes más brillantes del mundo. Foto: MDZ

Caminar por las calles de Silicon Valley es una experiencia única. Es recomendable para cualquier CEO, ejecutivo o emprendedor de mente inquieta. Las avenidas están llenas de edificios que albergan algunas de las mentes más brillantes del mundo. Cada esquina tiene una historia que contar. Las cafeterías están llenas de conversaciones sobre las próximas grandes ideas, los parques tecnológicos son un hub de actividad y colaboración, y los eventos y meetups ofrecen la oportunidad de conocer a otros líderes y visionarios. En este lugar, la innovación no es sólo un objetivo; es un estilo de vida. 

La cultura del lugar fomenta la colaboración y la apertura

Empresas que en otros lugares serían feroces competidoras, ahí trabajan juntas, comparten recursos y conocimientos para avanzar en sus objetivos comunes. Un ejemplo claro lo vimos con Amazon. Mercado Libre, que compite con el gigante mundial del ecommerce, aloja todos sus sitios web en Amazon Web Services (AWS).

Hace algunas semanas, viajé a Silicon Valley junto a una comitiva de la Cámara Insurtech Argentina para ver qué estaban haciendo las empresas tech más importantes del mundo con la Inteligencia Artificial (IA). Haber compartido con referentes de las tecnológicas más grandes del mundo -como Oracle, Amazon, Anthropic, Salesforce y Globant- fue una oportunidad asombrosa. Además, ¡qué mejor que la “meca” de la tecnología para meterse de lleno en este universo!.

Caminar por las calles de Silicon Valley es una experiencia única.
Foto: MDZ.

La IA, presente y futuro

La gran conclusión que saqué del viaje es que la IA está en todas partes y se aplica en todas las industrias. Y, algo que muchas veces pasa desapercibido, es que los servicios de IA en la nube están disponibles casi gratuitamente y no muchas empresas los aprovechan. Otro concepto que me quedó del viaje es entender que la IA no va a quitar empleos; más bien, perderán su empleo quienes no utilicen la IA. Aquellos que incorporen estas herramientas en su trabajo diario serán quienes destaquen y avancen. Por ejemplo, hoy muchas personas ya no usan el buscador de Google porque prefieren las inteligencias artificiales, que les proporcionan resultados más directos y sin publicidad. 

Durante la semana en Silicon Valley, un caso que me llamó mucho la atención fue el de Anthropic. Se trata de una empresa fundada por exmiembros de OpenAI, la compañía que creó ChatGPT. Sus fundadores se separaron de OpenAI por desacuerdos sobre cuestiones éticas y abandonaron la empresa en 2021. Además de haber recibido una ronda inicial de mil millones de dólares, Google invirtió en ellos 2 mil millones de dólares más y, en marzo, también se sumó Amazon con 4 mil millones de dólares. Y un dato no menor: se trata de la inversión más grande de Amazon en toda su historia. 

Como adelanté, una de las grandes diferencias de Anthropic tiene que ver con la ética. Podés pedirle a la IA que te diga cómo robar un banco y, efectivamente, la tecnología tiene la capacidad de contestarte esa pregunta. Incluso te dirá cuál es la mejor manera de robar un banco. Si bien casi todas las plataformas están entrenadas para no contestar ante esta clase de requerimientos, lo cierto es que muchos usuarios intentan engañar a la herramienta.

Mercado Libre, que compite con el gigante mundial del ecommerce, aloja todos sus sitios web en Amazon Web Services (AWS). Foto: MDZ.

Desde Anthropic nos dieron este ejemplo: vos le podés decir a la IA que te gustaría escribir el mejor libro sobre cómo se debería robar un banco. En este caso, si la tecnología no está lo suficientemente entrenada para detectar las verdaderas intenciones del prompt, puede revelar información que será utilizada con fines maliciosos.

Desde la empresa, nos dijeron que todas sus herramientas impulsadas con IA están preparadas para no contestar en esos casos. Y nos contaron que quizás tardan un poco más en lanzar sus productos pero con la garantía y la certeza de que ya fueron entrenados para que no puedan contestar de ninguna manera aquellas preguntas o pedidos. Actualmente, Anthropic tiene más de 13.000 clientes y, de los 7.000 millones de dólares que lleva recaudados, sólo gastó el 20%. Su inteligencia artificial Cloud es mucho más confiable que la de ChatGPT.

Uso de la IA: 3 áreas claves

La experiencia por Silicon Valley me demostró que la inteligencia artificial está transformando tres áreas fundamentales de las empresas. 

  • Experiencia del cliente: 

Los chatbots y asistentes virtuales son herramientas de IA diseñadas para interactuar con los clientes de manera efectiva. Pueden gestionar consultas comunes, resolver problemas básicos y proporcionar información de manera instantánea. Esto mejora significativamente la experiencia del cliente al reducir los tiempos de espera y aumentar la disponibilidad de soporte.

La analítica de conversaciones permite que las empresas estudien las interacciones con los clientes para extraer insights valiosos. La IA puede identificar patrones en las preguntas y preocupaciones de los clientes, lo que ayuda a las empresas a anticipar necesidades, mejorar productos y servicios, y personalizar las interacciones futuras. 

La IA puede identificar patrones en las preguntas y preocupaciones de los clientes.
Foto: MDZ.

Además, la personalización es una de las áreas más poderosas de la IA en la experiencia del cliente. Utilizando datos sobre el comportamiento y las preferencias del usuario, las empresas pueden ofrecer recomendaciones y contenidos altamente relevantes, impactando en la satisfacción y la lealtad del cliente.

  • Creatividad y productividad

La IA puede asistir en la creación de contenidos, desde redacción de artículos hasta generación de código. Esto no sólo ahorra tiempo, sino que también puede mejorar la calidad del trabajo y permitir a los empleados enfocarse en tareas más estratégicas y creativas.

La capacidad de la IA para analizar grandes cantidades de datos y extraer insights accionables es crucial para mejorar la toma de decisiones. Al proporcionar datos precisos y relevantes, la IA permite a los empleados desarrollar estrategias más efectivas y eficientes. Por otro lado, el procesamiento de documentos con inteligencia artificial puede automatizar tareas repetitivas y propensas a errores, como la entrada de datos y la verificación de información. 

  • Ciberseguridad

Por último, la IA juega un papel crítico en la ciberseguridad al detectar y responder a amenazas en tiempo real. Mediante el análisis de patrones y comportamientos inusuales, puede prevenir ataques y proteger los datos sensibles de la empresa. La optimización de procesos mediante IA implica el uso de algoritmos avanzados para mejorar la eficiencia y reducir costos. Esto puede incluir desde la optimización de cadenas de suministro hasta la mejora de procesos internos.

Alberto Gabriel.

Alberto Gabriel, CEO de Segurarse

Archivado en