Mercado financiero

Si las tasas de interés siguen bajando, ¿dónde conviene refugiarse?

El desafío para ahorristas e inversores pasa por tratar de buscar rendimientos que los ayuden a resguardar el valor de sus pesos, que aún sobran por todas partes.

Jorge Herrera
Jorge Herrera martes, 16 de abril de 2024 · 17:50 hs
Si las tasas de interés siguen bajando, ¿dónde conviene refugiarse?
Santiago Bausili, titular del Banco Central, sorprendió esta semana con una nueva baja de las tasas de interés de referencia. Foto: Télam

Horas antes de conocerse el dato de inflación de marzo, el Banco Central (BCRA) profundizó la estrategia monetaria vía dos nuevas medidas: bajó nuevamente la tasa de interés de referencia (de los Pases pasivos) en 10 puntos porcentuales al 70% nominal anual y a su vez, subió el encaje de los depósitos en Cuentas remuneradas de los Fondos Comunes de Inversión (FCI) de Money Market de 0% a10%. 

El objetivo de ambas medidas apunta a seguir licuando el excedente de pesos del balance del BCRA mientras sigue vivito y coleando el cepo cambiario. Está claro que, por ahora, el accionar de las tasas de interés reales negativas -o sea, inferiores a la inflación- gracias al gran aliado, el cepo, explican los resultados que promociona el Gobierno.

Primera reacción del mercado, los bancos ajustaron los rendimientos ofrecidos a los ahorristas de depósitos en pesos a plazo fijo apenas por encima del 5% mensual, o sea, menos de la mitad de la inflación mensual. Vale señalar que la tasa de referencia del BCRA la bajó al 5,8% mensual.

Como ahora ya no hay tasas mínimas de interés esto implicó, por ende, sendas bajas en las tasas para los depósitos en Cuentas remuneradas para los FCI Money Market y para los depósitos a plazo fijo

Cabe señalar que esta estrategia licuadora tiene patas cortas porque llegará el momento en que se necesitará volver a recuperar la demanda de dinero y eso, si o si, precisará tener tasas reales positivas. Mientras tanto, el BCRA sigue restringiendo la oferta de dinero y licuando.

Ahora bien, qué implica la suba del encaje a las Cuentas remuneradas de los FCI MM: que la retribución que ofrecerán los bancos por esos depósitos sufrirá por partida doble ya que al efecto de la baja de la tasa de Pases también ajustarán por la imposición del encaje. Estas Cuentas remuneradas pasarían de devengar intereses de más del 70% mensual a niveles a poco más del 55%. Se trata de una tasa mensual (4,6%) más acorde con la nueva de Pases y con la necesidad de inmovilizar el 10% de esos fondos en el BCRA.

Por eso, con este nuevo nivel de tasas la expectativa es que se genere un diferencial mayor entre los rendimientos de los FCI MM y los llamados Fondos T+1, porque la menor liquidez inducirá a extender plazos, sumar algo de riesgo con otros activos para así superar las tasas de los depósitos a plazo fijo o de las Cuentas remuneradas.

Cabe recordar que los FCI MM invierten en instrumentos líquidos de corto plazo como Cuentas remuneradas en bancos, plazo fijos y cauciones y sus rescates son en el día, mientras que los FCI T+1 invierten también en estos menús pero le adicionan por ejemplo bonos en pesos ajustables o no, y sus rescaten tardan un día.

Tanto la desaceleración de la tasa mensual de inflación en marzo como la reducción de la brecha cambiaria dieron lugar al recorte de las tasas de interés. Sin embargo, con miras a lo que viene se empiezan a plantear reparos entre los que tendrán divisas de la cosecha gruesa para liquidar en tanto y en cuanto la tasa de interés coquetee con la tasa mensual de devaluación (crawling peg). Con este panorama, ahorristas e inversores enfrentan el dilema de buscar coberturas bajo el escenario de tasa reales negativas. Entonces, ¿dónde refugiarse?

La gestora MegaQM explica que si el objetivo es lograr tasas reales positivas pasa a ser necesario extender aún más el plazo de la inversión y recurrir a instrumentos CER (indexados por inflación) directa o indirectamente vía los FCI CER. También, los más arriesgados, pueden contemplar invertir en bonos en dólares o en acciones, con el fin de capturar para del proceso de caída del riesgo país o del ritmo inflacionario, respectivamente. 

Por su parte la gente de IOL aconseja posicionarse en activos CER por ser la mejor opción para resguardar valor contra la inflación considerando activos de renta fija de bajo riesgo y ante un posible cambio de política cambiaria en el mediano plazo. En tal sentido brindan dos alternativas.

Pensando en el corto plazo sugieren el bono del Tesoro que ajusta capital por CER con vencimiento el 26 de julio de 2024 “T2X4” (101 días). “Esta alternativa supera al rendimiento del plazo fijo, es un bono que opera con un volumen considerable y a la fecha tiene un rendimiento mensual de 7,6% real y un rendimiento proyectado de 106%”.

Mientras que para un mediano plazo sería el Bono del Tesoro que ajusta capital por CER con vencimiento el 10 de noviembre de 2024 “T4X4” (181 días). “Esta alternativa supera al rendimiento del plazo fijo y a la inflación esperada publicada por el REM, es un bono que opera con un volumen considerable y a la fecha tiene un rendimiento mensual de 9,5% real y un rendimiento proyectado de 99,5%”.

Los estrategas de NEIX se inclinan por ir a bonos CER más largos, con vencimiento en 2025 como ser los bonos del Tesoro “T2X5” y “TX25” y para posiciones más agresivas el bono de Tesoro cero cupón “TZXD5”.

Vale advertir que todo el esquema proyectado se sostiene en la búsqueda de un superávit fiscal que hace que la gente acepta tasas reales negativas valorando dicho objetivo. Si bien una tasa real negativa más baja podría impulsar a los dólares financieros, la absorción de pesos vía superávit fiscal, más la caída en la demanda, y la mayor oferta de dólares hacen que la brecha siga en niveles bajos. Por el momento, los analistas no ven presión por el lado de la brecha aún con una tasa real más negativa. Veremos.

Archivado en