Mercado cambiario

Dólar: fuerte caída de compradores en el primer mes de Gobierno libertario

Más oferta y menos demanda parece ser la nueva música que se toca en el mercado cambiario oficial por parte de las personas y familias.

Jorge Herrera
Jorge Herrera miércoles, 28 de febrero de 2024 · 20:00 hs
Dólar: fuerte caída de compradores en el primer mes de Gobierno libertario
La compra de dólar a precio oficial viene cayendo, especialmente por el impacto del impuesto PAIS y el anticipo de Ganancias o Bienes Personales Foto: Walter Moreno/MDZ. Fotografía con Moto G32

Ya se había advertido en diciembre el impacto de las primeras medidas del nuevo Gobierno sobre el mercado cambiario, que por el lado de la demanda mostró una diáspora de compradores de dólares. Ahora, en el primer mes completo de gobierno de Javier Milei se confirmó casi la desaparición de los demandantes de billetes en el mercado oficial de cambios.

Fueron solamente 138.000 las personas físicas que compraron dólar billete al tipo de cambio oficial, según los últimos datos oficiales del Banco Central (BCRA) de enero pasado. Decimos "solamente" porque hay que recordar que unos pocos meses atrás, y en medio de la puja electoral, el ejército de compradores de billetes no bajaba de los 800.000 en promedio mensual.

El mes pasado las personas físicas que compraron billetes lo hicieron por 20 millones de dólares, lo que es un 72% menos que en diciembre y un 86% menos en términos interanuales. Mientras que de la otra vereda hubo vendedores por 18 millones de dólares.

Aquí se observa una importante modificación para lo que se venía viendo en el mercado oficial de cambios: por un lado, la retracción de la demanda, pero en simultáneo el avance de la oferta. O sea, mientras los compradores se retiran, y cae la demanda y así cede un factor de presión sobre el mercado, por otro lado, hay más oferentes dispuestos a desprenderse de sus divisas, alimentando así la oferta y ayudando a estabilizar el mercado. Todo esto se reflejó en el comportamiento de las cotizaciones cambiarias durante enero.

En las últimas semanas la cotización del dólar oficial perforó el piso de los $1100 y se tranquilizó el mercado.

Unos pocos meses atrás los vendedores apenas asomaban la nariz. Pero a partir de octubre del año pasado empezaron a aparecer en niveles de más de 150.000 mensuales, llegando en diciembre pasado a ser casi 200.000. Si bien en enero del 2024 bajó el número de vendedores igual se mantuvo elevado en torno a los 198.000. Por eso, entre las personas físicas el flujo, entre
oferta y demanda, casi se compensa, y son las personas jurídicas las que desequilibran el mercado.

Al respecto, el mes pasado las compras de billetes para atesoramiento resultaron negativas, es decir, fueron ventas netas por 25 millones de dólares producto de ventas netas de personas jurídicas por 33 millones de dólares menos compras netas de personas físicas por 8 millones de dólares.

La compra de divisas vía homebanking dejó de ser seductora para muchos ahorristas particulares.

Entonces, tenemos que la compra promedio se ubicó en casi 145 dólares, mientras que la venta promedio ascendió a los 90 dólares entre las personas físicas.

¿Cómo fue en los meses previos? Las personas físicas compraron 200 millones de dólares en noviembre, 215 millones de dólares en octubre, 163 millones de dólares en septiembre, 171 millones de dólares en agosto y 174 millones de dólares en julio. Mientras que en diciembre pasado apenas compraron 73 millones de dólares.

Vale señalar que en enero pasado las personas físicas compraron de forma neta 189 millones de dólares, principalmente para gastos por viajes y otros consumos efectuados con tarjetas con proveedores no residentes (con un resultado neto de US$ 187 millones).

Claro que en medio de todo este berenjenal hay que recordar que a mediados de diciembre pasado entró en vigencia la Resolución 5.463 de Afip, que modificó las alícuotas de impuesto a las Ganancias y de Bienes personales vinculadas con la compra de moneda extranjera para atesorar al 30% y 0% en los gastos en moneda extranjera con tarjeta.

Los ahorristas se vuelcan al blue.

De modo que el recargo total sobre estos consumos pasó a ser del 60% (30% vía impuesto PAIS y el 30% restante como percepción del impuesto a las Ganancias o de Bienes personales, según corresponda).

Está claro que a los precios actuales del dólar oficial más los recargos e impuestos y la caída real en los ingresos familiares, se entiende el desaliento de la demanda. Del otro lado, los que venden prefieren desprenderse de sus divisas para no pagar todos esos impuestos y/o apremiados por la escalada de los costos domésticos salen a cubrir sus gastos personales.

El partido recién comienza. Resta mucho para ver cómo se comportará la demanda y la oferta, y cómo el BCRA recupera reservas y se perfila la apertura (o no) del cepo cambiario en el corto o mediano plazo.

Archivado en