Negociaciones candentes

Pulseada contrarreloj: el Gobierno defiende su postura y no cede ante el FMI

En pleno tire y afloje en las negociaciones con el FMI, La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, explicó que priorizan "los intereses de Argentina". El detalle de los puntos en conlicto.

MDZ Dinero
MDZ Dinero jueves, 13 de julio de 2023 · 11:06 hs
Pulseada contrarreloj: el Gobierno defiende su postura y no cede ante el FMI
La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó que el Gobierno pretende preservar "el crecimiento y la distribución" del país. Foto: Télam
Pulseada contrarreloj: el Gobierno defiende su postura y no cede ante el FMI
La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó que el Gobierno pretende preservar "el crecimiento y la distribución" del país. Foto: FMI / Miniisterio de Economía
ver pantalla completa

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, aseguró que la renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "se va a demorar lo que se tenga que demorar para que estén preservados los intereses de la Argentina".

"Lo que dilata las negociaciones es la defensa del Gobierno argentino de lo que es lo mejor para la Argentina y en qué términos se puede llevar adelante un acuerdo que no afecte el crecimiento, la distribución, todo aquello que está en marcha y vemos cómo viene creciendo y consolidándose", señaló la vocera, en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada.

En ese sentido, Cerruti aclaró que el ministro de Economía y precandidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, "está gobernando" y remarcó que "va a ser el que va a dar los detalles cuando esté" confirmada la renegociación.

La portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, afirmó que el Gobierno pretende preservar "el crecimiento y la distribución" del país.

En otro pasaje de la conferencia, la portavoz remarcó que el equipo del Palacio de Hacienda "continúa las negociaciones" con el objetivo de que el organismo entienda "las especiales características de la región y de la Argentina particular" para evaluar la forma de "resolver una deuda que no contrajo este Gobierno".

Fuentes calificadas de Casa Rosada revelaron a NA que una de las trabas del intercambio se debe a la demanda de la entidad financiera por el límite del déficit fiscal y los pedidos de devaluación que encuentran fuerte resistencia en la administración argentina. 

En un nuevo tire y afloje, el FMI quiere que el ajuste sea de 1,5 puntos del PBI mientras que el ministro de Economía tomó como límite el 1,9 puntos. Incluso, el Gobierno intentó la meta sea de 2,5 puntos del producto. En este marco, Massa no autoriza el viaje hasta que no se hayan concretado los puntos centrales del debate para evitar mayores momentos de tensión en el intercambio.

Archivado en