La impresionante cantidad de dólares que liquidó el campo en lo que va del año

La impresionante cantidad de dólares que liquidó el campo en lo que va del año

Las divisas son fundamentales para mantener el balance de reservas del Banco Central y para pagar importaciones para la industria, o servicios de plataformas o turismo al extranjero. En el año se registró el mayor volumen liquidado desde que se llevan registros.

Carlos Boyadjian

Carlos Boyadjian

Entre enero y noviembre de 2022 las exportaciones de granos, y derivados (aceites, harina, pellets) liquidaron el equivalente al total de reservas internacionales brutas del Banco Central, que según al 29 de noviembre -último dato publicado por la autoridad monetaria- acumulaban US$ 37.861 millones.

Según datos de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de exportadores de Cereales (CEC) en noviembre la liquidación trepó en los primeros once meses del año a US$ US$ 36.731.531.339 "siendo el mejor año desde que se llevan registros", consideró el organismo.

En el detalle del último mes se liquidaron US$ 1.696.978.273, que exhibieron una caída de 17% respecto del mismo mes del año anterior, aunque fue 14% superior a octubre de 2022.

Dólar soja y algo más

Este dato es un espejo del complejo panorama que atraviesa el sector agroexportador, con una fuerte sequía que afecta en esta etapa a la cosecha de trigo y a la siembra de soja y maíz de las campañas 2022/23. Pero la caída de las liquidaciones se explica más bien por el anticipo de divisas que supuso el dólar soja que rigió entre el 5 y el 30 de septiembre. 

Con el incentivo de recibir $200 por dólar en lugar de los entonces $140 del dólar oficial, en ambos casos menos las retenciones, los exportadores se lanzaron a liquidar divisas a cambio de pesos. Pero esos dólares que el Banco Central captó en septiembre son los que faltaron en la liquidación de octubre y noviembre.

Un procedimiento complejo

"La liquidación de divisas está fundamentalmente relacionada con la compra de granos que luego serán exportados, ya sea en su mismo estado o como productos procesados, luego de una transformación industrial", indicó CIARA-CEC en un comunicado.

Frente al habitual cuestionamiento acerca de una supuesta retención de granos por parte de acopiadores y exportadores, las entidades aseguraron que "no existen retrasos en la liquidación de divisas".

El argumento es que la mayor parte del ingreso de divisas se produce con bastante antelación a la exportación, un período que suele rondar los 30 días en el caso de la exportación de granos, pero puede llegar a hasta 90 días en relación a la exportación de aceites y harinas proteicas. "Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate", aclararon.

Para el Banco Central es fundamental mantener el flujo de liquidaciones, porque de allí provienen los dólares que después se entregan a los importadores, en general a las industrias que demandan insumos, bienes intermedios, equipamiento, partes y piezas para bienes de capital que no se fabrican en el país

También los dólares para giros al exterior a las casas matrices de las multinacionales, el turismo emisivo, argentinos que viajan al exterior y la compra de bienes y contratación de servicios del extranjero.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?