Cómo armar un “mapa financiero” para potenciar los ahorros

Cómo armar un “mapa financiero” para potenciar los ahorros

Para incrementar el capital mediante el ahorro y la inversión, es importante definir los objetivos y horizontes temporales.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

Al momento de viajar, todos alguna vez observamos un mapa (en la actualidad, una aplicación móvil) para saber de dónde venimos y hacia dónde nos dirigimos. De esta forma, tomamos el camino más sensato y efectivo para no perder tiempo y no perdernos nosotros mismos. Lo mismo sucede en las finanzas personales: para ahorrar e invertir correctamente y crecer económicamente, es necesario crear un “mapa financiero”. Para lograrlo, hay que seguir una serie de sencillos pasos.

Definir los objetivos

En primer lugar, es sumamente importante definir los objetivos por los cuales estamos ahorrando e invirtiendo. No es lo mismo querer acumular capital para irnos de vacaciones el próximo verano que apuntar a comprar una casa o directamente pensar en el retiro.

Para llevar a cabo una correcta práctica de administración financiera personal, se necesita saber “de dónde venimos” y “hacia dónde nos dirigimos” en términos económicos. En este punto, simplemente hay que tomarse unos minutos, u horas, para conocer exactamente qué es lo que queremos hacer con el dinero.

Establecer un horizonte temporal

De la mano del objetivo, es necesario establecer el horizonte temporal. Esto significa especificar para cuándo quiero tener la cantidad de dinero establecida. Siguiendo el ejemplo anterior, en el caso de las vacaciones tal vez sean algunos meses, mientras que para la casa quizás se necesitan años y para el retiro directamente décadas.

En esta instancia no siempre se requiere conocer con extrema exactitud el momento en el que se utilizará el dinero, simplemente se recomienda tener una visión general para poder seguir con la técnica de armar un “mapa financiero” para potenciar los ahorros y la inversión.

Armar una estrategia

El último paso consiste en armar la estrategia de ahorro e inversión. Luego de conocer los objetivos y el plazo temporal, llega el momento de ejecutar las diversas técnicas que ayudarán a incrementar el capital para cumplir con las metas.

A día de hoy, existen numerosos métodos de ahorro, como el Kakebo, la técnica del salario estable, entre otros; así como también un sinfín de formas de invertir, ya sea siguiendo la regla de los tercios o directamente gestionando las inversiones de manera particular.

La elección de una u otra estrategia dependerá del perfil del inversor, su tolerancia al riesgo, sus conocimientos del mercado de capitales, su necesidad de liquidez y muchos otros factores que deben ser contemplados para llevar a cabo efectivas técnicas que permitan el sabio uso de este “mapa financiero”.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?