Blockchain 3.0, un paso necesario

Blockchain 3.0, un paso necesario

Con el crecimiento de la adopción de aplicaciones blockchain, las redes de las principales criptomonedas del mercado están sufriendo congestiones y aumentos de costos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Germán Malnero

¿Qué pensarías si te dijera que Bitcoin y Ethereum son parte del pasado? Déjame ponerte un ejemplo. Durante la época colonial, las pequeñas calles y las veredas angostas eran útiles para el tránsito cotidiano de personas, jinetes y coches a caballo.

Pero con el paso de los años, marcaron un límite: si queríamos aumentar la cantidad de comercio, transporte y población en la ciudad, debíamos realizar un nuevo planteo urbano. Avenidas, autopistas, conexiones, trasbordos… Edificios capaces de albergar mayor cantidad de gente, maximizando el espacio disponible, etc. Esto es, finalmente, lo que ha convertido a los pequeños pueblos y ciudades antiguas en los centros urbanos que son hoy en día. Y lo mismo está pasando hoy en cripto.

Con la incorporación de nuevos inversores y el crecimiento exponencial de las aplicaciones descentralizadas (Dapps), las dos principales blockchain no están dando abasto.

Actualmente, la blockchain de Bitcoin es capaz de realizar siete transacciones por segundo, y la de Ethereum, veinte. Ethereum es la primera blockchain programable. Es decir, el 81% de todas las aplicaciones descentralizadas que existen hoy están programadas y operando sobre la red de Ethereum: ERC20.

Pero hoy, con el crecimiento de la adopción de esta tecnología, la red de Bitcoin está registrando cinco transacciones por segundo (71% de capacidad) y, la de Ethereum, dieciséis (80% de capacidad). Ambas redes están al límite.

Es por eso que los costos de operar con ellas han pasado de valer centavos a estar en un promedio de USD 30 por transacción actualmente. Este es uno de los principales problemas del ecosistema cripto, llamado “Problema de Escalabilidad”: cómo hacer para crecer en escala sin perder velocidad ni aumentar los costos.

Hoy, aparece una solución: las Blockchain 3.0. Estas son nuevas redes blockchain programables, capaces de soportar aplicaciones descentralizadas, pero con mucha mayor capacidad que las redes de Bitcoin y de Ethereum. Avenidas y autopistas cripto que permiten aumentar la capacidad, la velocidad y que también disminuyen los costos de transacción.

El caso más conocido es el de Cardano, una red cuya cripto homónima, cardano (ADA), ha tenido una revalorización de 2.500% en el último año.

Es probable que este sea el nuevo paradigma que guíe al espacio cripto en los próximos años, por lo que considero que es importante que conozcas sus detalles. Para hacerlo, el equipo de Inversor Global preparó el siguiente video:

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?