Por suba del dólar blue, un auto de u$s17.000 paga hoy impuesto al "lujo"

Por suba del dólar blue, un auto de u$s17.000 paga hoy impuesto al "lujo"

Con la suba del tipo de cambio paralelo, los Impuestos Internos impactan en 0 km de menor valor, medido en esa moneda. Por el precio de un 0km que en la Argentina debe tributar, en otros países se pueden comprar autos chicos. A fines del 2019, ese gravamen lo pagaban vehículos del más de u$s40.000.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Está claro que la presión tributaria en la Argentina es algo que va en aumento. El sector automotor es un claro ejemplo. Según un informe de la Asociación que agrupa a las terminales locales (ADEFA), el 54% del valor de un 0km se lo lleva el Estado, a través de distintas cargas fiscales.

Sin embargo, hay modelos que por pertenecer a segmentos de precios más alto tienen un castigo mayor.

El impuesto al “lujo” que se aplica a estos vehículos lleva a que dos terceras partes del precio al público queden para las arcas de la AFIP.

Desde comienzos de junio, los 0km de más de $2.900.000 deben pagar ese gravamen que significa una recargo de 20% sobre el resto de los tributos. En ese momento, con una cotización del “blue” de $155, equivalía a modelos de unos 18.700 dólares billete.

En los últimos días, el tipo de cambo informal tuvo una suba que lo llevó a $170. De esta manera, en el transcurso de junio,  los Impuestos Internos comenzaron a impactar en modelos de menor valor, medidos en esa cotización.

Hoy, un modelo de 17.000 dólares “blue”, tiene que tributar este gravamen adicional. A fines del 2019, este gravamen lo pagaban vehículos de más de u$s40.000.

La base imponible de $2.900.000 hace que muchos 0km del segmento medio estén al borde de pagar o, en el peor de los casos, ya fueron alcanzados. Un ejemplo conocido es lo que sucede con el SUV Taos que fabrica Volkswagen en el país.

Se trata de un modelo que está lejos de pertenecer al segmento de lujo o premium. Incluso, el Taos tiene la particularidad de tener un precio más bajo en Brasil, donde se exporta, que en la Argentina, donde se fabrica. Esto se debe al exceso de presión tributaria interna.

Para tener una idea de cómo los impuestos, en la Argentina, encarecen los precios es bueno compararlos con otros países. Mientras en la Argentina, un vehículo de unos 17.000 dólares es considerado de “lujo” -al pagar un tributo pensado para vienen suntuarios- en muchos mercados del exterior, en esa franja de valores, se encuentran autos de nivel medio o hasta muchos citycars, los vehículos más chicos y accesibles.

Por ejemplo, en Italia, hay versiones del Fiat 500 que se vende en unos u$s18.000. En esa franja de precios se consigue en España un Citroën C1 o un Hyundai i10.

En Francia, el Renault Clio Zen cuesta 15.300 euros, unos u$s18.500. También en ese país, hay versiones del Peugeot 108 por u$s19.000.

En Alemania, un Volkswagen Up cuesta u$s17.000. Otros modelos de gama baja, como el Nissan Micra, tienen un valor por encima de lo que, en la Argentina, deben tributar impuesto al “lujo”.

En Estados Unidos, un Chevrolet Spark tiene un valor de u$s17.195.

En la mayoría de los casos, estos modelos los compran operarios de fábricas, cuentapropistas o jóvenes, como su primera motorización.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?