El activo que une a especuladores y conservadores

El activo que une a especuladores y conservadores

Detrás de una especulación puede haber una contraparte (otro inversor) que está tomando cobertura en la misma transacción.

Inversor Global

Inversor Global

Por Diego Martínez Burzaco

Cada uno, como inversor, debe identificar cuánto de cobertura quiere en su cartera y cuanto de especulación. Y si de estos dos conceptos hablamos, creo que es el contexto ideal para hablar de un instrumento financiero que tenemos al alcance de la mano que cubre ambas necesidades a la perfección: las opciones financieras.

De especuladores y conservadores

Las opciones financieras son contratos que se operan dentro de la categoría de lo que se conoce como “derivados financieros”. Esto es así porque derivan de otro activo, una especie de “activo madre”, que se conoce con el nombre de activo subyacente.

En el mercado financiero existen dos tipos de opciones financieras: las de compra, denominadas en inglés Calls, y las de venta, que se identifican como Puts.

Estos contratos se negocian libremente en las bolsas por parte de todos los inversores. Tanto Calls y Puts tienen fechas específicas de vencimiento (que no pueden ser cambiadas discrecionalmente por los inversionistas) y distintos precios de ejercicio (llamados strikes) que dan derechos a quienes compran esos contratos.

¿Qué tipo de derechos otorgan?

El que compra una opción de compra tiene el derecho, pero no la obligación, de comprar el activo subyacente (la acción) al precio de ejercicio (strike) hasta un momento determinado en el tiempo (vencimiento). Para adquirir ese derecho, paga una prima (precio del contrato) que es lo que se negocia libremente en la bolsa.

En la misma línea, el que compra una opción de venta tiene el derecho, pero no la obligación, de vender el activo subyacente (la acción) al precio de ejercicio (strike) hasta un momento determinado en el tiempo (vencimiento). También paga la prima del contrato para este fin.

Lo que es maravilloso del mercado es que ahí confluyen todos los actores con expectativas distintas y que permiten que haya operaciones. Justamente, porque cada inversor tiene su propia percepción sobre la tendencia futura de los activos financieros es que se pueden producir los intercambios.

Hay que recordar que, para que se materialice una operación, tiene que existir alguien que quiera comprar y alguien que quiera vender al mismo precio. Y si uno compra y otro vende en el mismo momento es porque tienen expectativas opuestas sobre cómo evolucionará el activo en cuestión. Y en este intercambio, también se conectan especuladores, por un lado, y quienes buscan cobertura, por el otro.

Cómo cubrirse con opciones

Suponte que tienes en tu portafolio la acción AB, comprada a USD 10 y que en este momento vale USD 12. Tu ganancia hasta la fecha es del 20%. Hacia adelante tienes dudas de si la acción puede seguir subiendo, y buscas proteger esa ganancia. En definitiva, te gustaría encontrar una cobertura para esa utilidad.

Con las opciones financieras tienes dos caminos para hacerlo. Puedes comprar una opción de venta, con un strike de USD 12, con vencimiento de un mes, pagando una prima de USD 0,50 por cada contrato. Con esto, en el transcurso del próximo mes te aseguras de poder vender a USD 12 tus acciones pagando ese precio mencionado de USD 0,50.

Si al vencimiento de la opción, la acción está por encima de USD 12 no ejercerás el derecho de la opción comprada, perderás la prima y decidirás si vender o no las acciones en ese momento a un precio mayor. Pero si la acción cotiza a USD 10 al vencimiento del Put, entonces ejerces tu derecho y le vendes las acciones a USD 12 a quien te vendió la opción de venta en su momento. Ahí lograste cubrirte.

También puedes lograr cobertura con el Call u opción de compra. Puedes vender contratos sobre tu posición en acciones. Allí cobrarás la prima que te da una cobertura adicional a tu posición y le cedes el derecho a un tercero (el que compra el Call) a comprarte las acciones AB al precio convenido (strike). Así, tus acciones están protegidas.

Cómo especular con opciones

En nuestras sociedades, el especulador está visto como alguien malo, avaro y que hace mucho daño. Eso se llama prejuicio. En los mercados financieros, sin los especuladores no habría operaciones bursátiles. Son ellos los que compran y venden permanentemente ofreciendo liquidez suficiente en las distintas bolsas.

Con opciones financieras hay una gran posibilidad, siempre que entiendas los riesgos y el funcionamiento de las mismas.

Ahora como especulador suponte que piensas que una acción puede subir mucho de precio por algún evento puntual. No tienes total seguridad ni tanto dinero para apostar a esta situación. Acá, las opciones de compra (Call) te dan una oportunidad.

Puedes comprar algunos contratos Call que te dan derecho a comprar el activo subyacente a un precio determinado. Si dicho activo sube mucho en el transcurso de las próximas semanas, entonces ese Call se valorizará más (la prima costará más) ya que el derecho de comprar algo más barato valdrá más. En términos simples, la prima que pagaste en su momento se cotizará mucho más alto en poco tiempo, permitiéndote vender el contrato, cobrar más por tu prima y hacer una gran diferencia en poco tiempo.

De eso se trata especular. De correr riesgos y ganar. Desde ya, la cosa puede no ir como lo pensamos en su momento y entonces la prima puede caer fuerte (y hasta valer cero) si la acción no sube o, incluso baja.

Análogamente, si esperamos que una acción baje, podemos comprar un Put de ese activo subyacente, pagando una prima determinada. Si efectivamente la acción baja luego, la prima pagada se revalorizará ya que tiene más valor el derecho de vender el papel a un precio alto sabiendo que cada vez cuesta menos en el mercado.

Lo interesante de todos estos ejemplos es que detrás de tu especulación puede haber una contraparte (otro inversor) que está tomando cobertura en la misma transacción. Así, los especuladores y los conservadores que buscan cobertura conviven en armonía en los mercados de capitales, aceitando las posibilidades para todos los gustos.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?