La forma correcta de invertir en bitcoin

La forma correcta de invertir en bitcoin

Puede gustarte o no Bitcoin y el resto de las criptomonedas, pero existe una forma muy sencilla para que la volatilidad de estos activos no sea un dolor de cabeza para ti.

Inversor Global

Inversor Global

Por Diego Matianich

Es posible que haya un futuro brillante para las criptomonedas. Bitcoin sigue siendo la apuesta principal en el mundo cripto, aun cuando de a poco va perdiendo parte de su naturaleza: existir fuera del sistema financiero tradicional.

A medida que Bitcoin ganó popularidad, los inversores institucionales cambiaron el enfoque. Como ellos mueven grandes volúmenes de dinero, decidieron destinar un mínimo porcentaje de su cartera en estos instrumentos. Y siguen acumulando.

Pero no todo es color de rosa. Lo explosivo es sinónimo de riesgoso. Luego de tocar los USD 65.000, Bitcoin llegó a perder el 53% de su valor en tan solo 37 días. Pasó de cotizar a USD 65.000 en abril de 2021 a casi USD 30.000 el 19 de mayo de 2021.

Por eso mismo, vamos a contarte de qué manera puedes invertir en Bitcoin o cualquier otra criptomoneda, sin asumir riesgos que no estés dispuesto a tolerar.

Establece la ponderación adecuada

El primer paso es tener una correcta asignación de activos en la cartera, acorde con nuestro perfil de riesgo. Un inversor agresivo suele invertir un 60% de su dinero en acciones y un 40% en instrumentos de renta fija. Sin hacer demasiados cálculos, podría disminuir hasta un 5% de su cartera de acciones para invertir ese dinero en bitcoin u otras criptomonedas.

Un inversor conservador, en cambio, suele invertir un 60% en renta fija y un 40% en acciones. Si decidera incluir criptomonedas en un porcentaje ideal, podría disminuir un 3% de sus acciones para invertir en bitcoin.

De esta manera, el inversor tendrá un absoluto control de su dinero y una adecuada gestión de riesgo. Esto es solo una idea, puedes variar las ponderaciones a tu gusto dependiendo el nivel de riesgo que estés dispuesto a tomar.

Equilibrar dos veces al año

El armado de la cartera suele ser algo sencillo. Lo más difícil es mantener equilibrado el portafolio en el tiempo. Las criptomonedas son demasiado volátiles, con lo cual es posible que haya cambios bruscos en los precios, y eso modifique la ecuación inicial.

Dependiendo de cuán activo seas con tu cartera, deberás reequilibrarla, al menos, dos veces por año. Puede suceder que alguna de las categorías pase a tener un porcentaje mayor al estipulado de antemano. Cuando equilibras la cartera, debes tomar parte de esa ganancia y redistribuirla en el resto de los activos para volver al equilibrio inicial.

Equilibrando una cartera de forma inteligente

Supongamos que una persona diseña una cartera de inversiones el 25 de junio de 2020 con un capital de USD 50.000. Como tiene un perfil algo agresivo (y siguiendo el modelo del punto anterior), decide invertir un 55% de su dinero en acciones. Con USD 15.000 compra el ETF que replica el Índice S&P 500 (30% de la cartera) y con USD 12.500 compra el ETF que replica el índice Nasdaq (20% de la cartera).

Asimismo, decide invertir el 40% de su dinero en instrumentos de renta fija. Invierte USD 10.000 en el ETF de bonos corporativos (20% de la cartera) y USD 10.000 en el ETF de bonos estadounidenses protegidos por inflación (20% de la cartera). Por último, decide invertir un 5% de la cartera en dos criptomonedas, dejando a bitcoin como la de mayor ponderación. Invierte USD 1.500 en Bitcoin (3% de la cartera) y USD 1.000 en Ethereum (2% de la cartera).

Antes de finalizar el año, esta persona decide hacer un equilibrio de la cartera. Observa que las diferentes categorías tuvieron distintos rendimientos, y que su portafolio pasó de ser de USD 50.000 a USD 57.893, obteniendo un rendimiento global del 15,7%. A su vez, observa que las ponderaciones de las categorías han cambiado y, lo más relevante, es que sus criptomonedas ya pesan un 8% sobre el total.

Cuando esto sucede, es conveniente hacer un pequeño ajuste para llegar al punto inicial. El inversor debería desprenderse del 1% de su tenencia de acciones (y volver al 55% inicial) y el 3% de su tenencia de criptomonedas (y volver al 5% inicial). Con ese dinero, debería comprar más bonos para incrementar el peso del 36% (y volver al 40% inicial).

Esa es la manera correcta de mantener una cartera equilibrada y no asumir mayores riesgos del que estás dispuesto a asumir desde el principio.

No siempre verás que tus activos tengan rendimientos positivos, puede suceder lo contrario. Y aunque decidas modificar la elección de los activos, siempre deberás hacer los movimientos que te permitan mantener los porcentajes de cada categoría en equilibrio.

 

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?