Para acumular dinero no hay que ganar mucho, sino gastar poco

Para acumular dinero no hay que ganar mucho, sino gastar poco

Muchas personas se enfocan en buscar la manera de obtener muchos ingresos, pero descuidan sus gastos, desequilibrando la situación financiera.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Cuando las personas apuntan a acumular dinero para el largo plazo, creen que la única solución es buscar nuevas fuentes de ingreso para incrementar la entrada de dinero periódica. Si bien esto ayuda, y mucho, no hay que olvidarse de los gastos, los cuales también deben reducirse.

El riesgo de ganar más

Evidentemente, a mayores ingresos, mejor (siempre y cuando no genere un problema impositivo). Sin embargo, cuánto más dinero se gana, más suelen aumentar los gastos fijos.

Muchas personas, al recibir un aumento de sueldo o gozar de un incremento de beneficios en sus inversiones, tienen la mala costumbre de consumir más bienes y servicios de manera innecesaria “porque pueden”.

Esta actitud genera dos graves problemas. En primer lugar, se crea un hábito de derroche de dinero que en el largo plazo acarrea problemas de solvencia. Además, puede suceder que, en caso de perder parte de los ingresos, la situación financiera se desequilibre por completo.

Las ventajas de gastar menos

Por otra parte, gastar menos dinero conlleva más ventajas que desventajas. Esto no significa que haya que sacrificar una buena calidad de vida a cambio de acumular la mayor cantidad de dinero posible, sino que hay que tratar de acostumbrarse a gozar de una vida plena con pocos gastos.

Utilizando como excusa el hecho de que “solo se vive una vez”, numerosas personas deciden destrozar por completo sus ingresos y se quedan sin capacidad de ahorro.

En el largo plazo, esta mala gestión financiera puede generar que no se cuente con el capital suficiente como para retirarse a tiempo o, en el peor de los casos, para hacerle frente a una situación de salud.

Incluso Warren Buffett, una de las personas más ricas del mundo, recomienda llevar una vida lo más austera posible. Él sigue sus propios consejos y continúa viviendo en su casa comprada en 1958 por USD 31.500.

En resumen, si bien es importante tratar de aumentar la fuente de ingresos, es aún más importante reducir los gastos innecesarios y crear un hábito de ahorro que permita acumular dinero en el largo plazo.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?