Cómo invertir en épocas de crisis

Cómo invertir en épocas de crisis

En momentos de inestabilidad económica, es importante adaptar la cartera de inversión para no sufrir grandes pérdidas.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Las inversiones no siempre brindan los retornos esperados, en especial en épocas de crisis. Para amortiguar el posible impacto y resguardar el capital, es importante seguir una serie de pautas.

Invertir en renta fija

Cuando la economía está inestable, los activos de renta variable suelen tener una mayor volatilidad, la cual puede afectar al rendimiento general del portafolio en el corto y mediano plazo. Para solventar esta situación, es recomendable balancear la cartera incluyendo instrumentos de renta fija como los bonos y las obligaciones negociables.

Esta clase de activos consiste en deuda emitida por gobiernos o empresas que los inversores adquieren a cambio de un interés que, normalmente, se abona de forma periódica. De esta manera, durante una crisis, los títulos de renta fija podrán otorgar un monto de dinero que podrá servir para achicar el impacto de las caídas bursátiles.

Invertir en acciones defensivas

Las acciones defensivas no son más que compañías que mantienen un comportamiento financiero estable a pesar del contexto económico. Por ejemplo, una empresa dedicada a la comercialización de bienes de consumo esenciales mantendrá la misma base de clientes e incluso hasta puede lograr mantener sus ingresos a pesar de que haya una crisis económica.

Debido a este comportamiento, también se las suele llamar acciones anticíclicas porque van contra el ciclo económico que esté atravesando el mundo. A diferencia de las acciones cíclicas, como la gran mayoría, las defensivas ejercen el rol de activo de cobertura, motivo por el cual se recomienda incluirlas en el portafolio.

Además, al tratarse de compañías sólidas y consolidadas en el mercado, reparten dividendos de manera frecuente, por lo que son una buena forma de obtener una renta periódica.

Invertir en metales preciosos

Cuando la situación financiera global va mal, los metales preciosos suelen aumentar de precio en mayor medida que el resto de activos. Debido a esta cualidad, se recomienda destinar una porción del capital a ellos.

Existen varias formas de invertir en metales preciosos como el oro: comprarlos físicamente en joyerías o entidades financieras, adquirir un ETF que replique el comportamiento o bien a través de empresas mineras que estén vinculadas a la materia prima en cuestión.

Diversificar correctamente

Si bien siempre es importante contar con una cartera de inversión que esté lo suficientemente diversificada, en épocas de crisis es aún más relevante. En estas etapas, hay que tener muchas acciones, bonos, materias primas, divisas, fondos de inversión e incluso, de ser posible, hay que aprender a armar estrategias de cobertura con derivados financieros.

Cuando el contexto global es favorable para las inversiones, puede existir una menor diversificación y centrarse en empresas con buenas proyecciones es una posibilidad, sin embargo, en momentos de inestabilidad hay que seguir una serie de pautas especiales para no perder mucho dinero.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?