Acciones vs. bonos: ¿en qué conviene invertir?

Acciones vs. bonos: ¿en qué conviene invertir?

Aunque cada clase de activo posee sus ventajas y desventajas, según el perfil de inversor se deberá optar por uno, otro o ambos.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

En el mercado de capitales, los dos instrumentos financieros predominantes son las acciones y los bonos. Aunque ambos activos permiten ganar dinero con el paso del tiempo, tienen una serie de características que los diferencian entre sí.

Qué son las acciones

Las acciones son “porciones” de empresas que ellas mismas deciden hacer públicas para recaudar fondos y así financiar proyectos de inversión. Una vez que la compañía recibe el dinero y los inversores obtienen sus acciones, estos últimos las comercializan en el mercado secundario para que otros inversores pueden comprarlas y venderlas, al igual que sucede con los vehículos usados.

Al comprar acciones, la ganancia proviene de dos fuentes: de la valorización que el mercado ejerce con el paso del tiempo y de los dividendos que la propia empresa distribuye.

Mientras que la valorización hace referencia al aumento de valor como consecuencia de la oferta y la demanda, los dividendos son las ganancias de la compañía que reparte entre los accionistas.

Debido a que nadie sabe cuántos dividendos pagarán en el futuro ni cuánto valdrá cada acción, estos instrumentos se conocen como activos de renta variable, ya que, justamente, la renta puede cambiar.

Qué son los bonos

Por otra parte, se encuentran los bonos, que no son más que activos que establecen antes de salir al mercado cuánto pagarán de ganancias. Debido a esta característica, son conocidos como activos de renta fija.

Al igual que las acciones, tienen un mercado secundario, pero normalmente no es tan volátil, lo que significa que el precio no cambia tanto.

La ventaja de los bonos es que el inversor sabe de antemano cuánto cobrará al finalizar el periodo de inversión, por lo que son activos “seguros” ideales para cuando se busca obtener una renta periódica.

Acciones vs. bonos

Conociendo en qué consiste cada clase de activo, es importante saber en qué situaciones optar por una u otra. En líneas generales, todo depende del perfil del inversor, del objetivo de la inversión y del horizonte temporal.

Si el inversor no está dispuesto a sufrir mucho cambio en su capital, entonces debería dejar de lado las acciones y centrarse en los bonos. En contraposición, si el individuo quiere asumir el riesgo a cambio de una mayor recompensa, entonces los activos de renta variable son la mejor alternativa.

De todas formas, lo normal es tener un portafolio de inversión compuesto por todo tipo de activos, incluyendo acciones y bonos. Lo que cambiará será el porcentaje de dinero destinado a uno u otro instrumento financiero.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?