Por qué va a ser más difícil conseguir repuestos para los autos

Por qué va a ser más difícil conseguir repuestos para los autos

La decisión del Gobierno nacional de frenar más las importaciones agravará el desabastecimiento de autopartes. En algunos casos, la demora para conseguir repuestos pueden superar los cuatro meses. También faltan piezas nacionales que requieren insumos del exterior. Los precios aumentaron hasta 100%.

Horacio Alonso

Horacio Alonso

Chocar con el auto hoy o sufrir el robo de un neumático o cualquier otra pieza del vehículo puede ser el inicio un calvario.
Las trabas a las importaciones provocaron el desabastecimiento de todo tipo de repuestos y se pueden tardar varios meses en conseguir reponerlo. Si la autoparte no es fundamental para el funcionamiento del auto, el problema es llevadero. La situación se complica si se trata de insumo clave para poder movilizarse.

Se conocen casos de propietarios de vehículos que están esperando una pieza importada, desde hace más de cuatro meses con el coche parado en el taller. En menor medida, la situación se replica con autopartes nacionales. Por un lado, la demanda es muy fuerte, pero también los fabricantes no pueden aumentar la producción como necesitarían debido a que la restricciones para la importación afecta su provisión de insumos o materias primas del exterior.

Esta falta de oferta con una demanda sostenida provoca una consecuencia lógica: la suba de precios. En un sondeo realizado por MDZ, comerciantes dedicados al mercado de reposición aseguraron los aumentos de autopartes, en lo que va del año, se ubican entre 50% y 100%. Las que más aumentaron fueron las nacionales.

El dato a tener en cuenta es que, aún con esos incrementos, no es fácil conseguir la pieza buscada. Es por eso que, en el segmento de reventa, los precios a pagar pueden ser mayores. Se trata, en muchos casos, de productos que llegan al público del mercado “negro”.

Gran parte del robo de vehículos tiene como objetivo los desarmaderos que reingresan las piezas al mercado de reposición. En estos casos, los precios son difíciles de determinar. Con las últimas medidas anunciadas por el Gobierno nacional, de impedir los pagos adelantados de importaciones, se agravará el problema. 

La asociación que agrupa a los fabricantes de 0km y la de los autopartistas, ADEFA y AFAC; enviaron una nota al Gobierno advirtiendo de las dificultades que enfrentan para mantener la producción de vehículos en estas condiciones. Desde algunas empresas, aseguran que su red de proveedores está al límite por la dificultad de importar insumos y que, de no revertirse la medida, en un par de semanas tendrían que parar la producción.

Hay que recordar que, alrededor del 70% de las piezas que se utilizan para producir un auto, son importadas. En tanto, las autopartes que se fabrican en el país tienen un porcentaje similar de insumos del exterior. Un caso que puso la discusión sobre la mesa fue el de la empresa FATE que envió una nota al Gobierno nacional advirtiendo del problema que enfrentan por las trabas para importar.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?