¿Es rentable esperar a una crisis para comprar acciones a bajos precios?

¿Es rentable esperar a una crisis para comprar acciones a bajos precios?

Mientras que algunos inversores compran acciones periódicamente, otros prefieren esperar a que sucedan importantes caídas para comprar “con descuento”.

Inversor Global

Inversor Global

Una vez que se toma la decisión de invertir en acciones, surge la incertidumbre acerca de en qué momento exacto comprar, ya que las potenciales bajas pueden asustar a los inversores principiantes. En esta etapa surgen dos posibilidades: comprar periódicamente sin importar los precios o ahorrar dinero hasta que exista una fuerte caída.

Si bien nadie tiene la bola de cristal y predecir el futuro es imposible, Camilo Cisera, estratega y gestor de portafolios en Cohen Aliados Financieros, analizó qué hubiera sucedido en el pasado de haber seguido ambos caminos.

Para realizar su estudio, el especialista tomó como referencia el SPY, el fondo cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) que replica el comportamiento del S&P 500, el índice accionario más representativo del mundo que nuclea las principales compañías de Estados Unidos. Además, consideró que el inversor tiene la capacidad de ahorrar USD 200 todos los meses.

Con las variables establecidas, Cisera procedió a simular la compra mensual del instrumento financiero utilizando siempre el mismo capital, técnica que se conoce como dollar cost averaging o DCA, y, por otro lado, simuló un escenario en el que el inversor ahorra los USD 200 y los guarda para invertir solo en los mínimos de las grandes crisis. Los resultados fueron sorprendentes.

Quien aplicó la estrategia de las compras periódicas entre 1993 y agosto de 2020, momento en el que se realizó el análisis, acumuló un capital de USD 277.000, mientras que aquel que guardó el dinero y solo compró exactamente en mínimos obtuvo USD 275.000. Aunque parezca mentira, lo cierto es que, incluso comprando en mínimos exactos, tarea estadísticamente casi imposible, la estrategia no pudo vencer al DCA.

Foto: Camilo Cisera

“El resultado es aún peor si el timing falla y el mercado comienza a rebotar sin que hayamos alcanzado a comprar”, comentó Camilo Cisera a través de su blog, en donde fue publicado el estudio.

“Mientras el mercado sube, quien ahorra y no invierte se va rezagando frente a quien invierte todos los meses. Una vez que llega la crisis, quien tenía los ahorros disponibles entra a un buen precio, sin embargo, no suele ser suficiente para cubrir todo el rezago acumulado en los años de prosperidad. Más aún en los tiempos actuales, ya que los ciclos alcistas se han vuelto más prolongados”, detalló el experto.

Aunque las técnicas fueron estudiadas contemplando la evolución del S&P 500, también pueden aplicarse a acciones individuales, las cuales, además, reparten dividendos de forma periódica, lo que significa que pueden proveer un retorno incluso superior.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?