Pese a la reactivación, muchas fábricas continúan con dificultades

Pese a la reactivación, muchas fábricas continúan con dificultades

Con el reinicio de la mayoría de las actividades industriales en buena parte del país, la cantidad de fábricas paralizadas disminuyó en mayo respecto de abril, pero la mitad mantuvo sus puertas cerradas o con actividad reducida por no contar con el personal necesario o por no tener demanda.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Con el reinicio de la mayoría de las actividades industriales en buena parte del país, la cantidad de fábricas paralizadas disminuyó en mayo respecto de abril, pero la mitad de esos establecimientos mantuvieron sus puertas cerradas o con actividad reducida por no contar con el personal necesario o por no tener demanda, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo dio a conocer la “Encuesta Cualitativa de la Industria durante la emergencia sanitaria”, que evidenció que durante mayo, de los más de 1.700 locales manufactureros relevados, el 38,6% operó con normalidad, 11,1% no tuvo actividad productiva, mientras el restante 50,3% operó parcialmente. “Se observó una menor proporción de locales manufactureros sin actividad con relación a abril”, destacó.

Sin embargo, entre las fábricas que operaron parcialmente o no tuvieron actividad productiva en mayo, más del 50% declaró que, si bien estuvo habilitado para operar, no contó con el personal necesario para operar o no tuvo pedidos. En tanto, más del 40% declaró que la principal causa fue que debió permanecer cerrado total o parcialmente por el aislamiento.

Los sectores que manifestaron menos problemas para operar durante mayo fueron alimentos, bebidas y tabaco, con el 78% de actividad; refinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico, 45%; y madera, papel, edición e impresión, 40% .

En contraposición, automotores y otros equipos de transporte y textil, prendas de vestir, cuero y calzado fueron los sectores que presentaron más problemas, ya que aproximadamente un 90% de los locales no pudieron operar con normalidad. En particular, textil, prendas de vestir, cuero y calzado fue el sector que presentó la tasa más alta de locales sin actividad productiva (39%).

Entre los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente durante mayo, los principales problemas manifestados fueron la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento y los problemas financieros; más del 30% indicó estas dificultades con importancia alta.

Los dos sectores que en mayor medida reportaron una alta importancia a la disminución en la demanda interna exclusivamente producto del aislamiento fueron textil, prendas de vestir, cuero y calzado y automotores y otros equipos de transporte; un 66% de los locales de cada uno de estos sectores indicó con importancia alta este problema en mayo.

Entre los locales que operaron normal o parcialmente durante mayo, el principal problema financiero manifestado fue la extensión de los plazos de pago de los clientes; el 40% indicó una importancia alta. Asimismo, un 33% reportó tener problemas con los cheques rechazados.

Con respecto a la principal fuente de financiamiento de los locales manufactureros, 57% indicó los recursos propios, 19% el crédito bancario, 8% de proveedores y 7% los programas públicos. Estas cuatro fuentes de financiamiento son consideradas las principales para el 90% de los locales.

La actividad de la industria registró en mayo una caída de 26,4% en relación con igual mes del año pasado, pero se recuperó 9% en comparación con abril, informó el Indec. Esta recuperación respecto de abril se debió a la puesta en marcha en mayo de sectores que no habían podían operar en el cuarto mes del año, por la aplicación plena de las medidas de aislamiento para combatir la pandemia de coronavirus.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?