Dejar un asiento vacío de por medio en los aviones subiría el precio de los boletos un 54%

Dejar un asiento vacío de por medio en los aviones subiría el precio de los boletos un 54%

Desde la Asociación Internacional de Transporte Aéreo consideran que la medida no evitaría la propagación del virus, ya que igualmente no se respetaría la distancia social.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

Una de las medidas que se ha planteado, una vez que las personas puedan realizar viajes en avión de manera cotidiana, es la dejar libre un asiento de por medio en los aviones para mantener algunos centímetros de distancia entre pasajeros. Esto tendría un importante impacto tanto en los balances financieros de las aerolíneas como en el costo de los boletos.

De acuerdo con Alexandre de Juniac, director general de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), esta medida representaría un golpe a los bolsillos de los pasajeros, podría incrementar entre un 43 y 54% el costo del boleto, dependiendo de la región en donde opere la aerolínea.

Según el directivo, el índice de carga máxima se reduciría al 62%, muy por debajo de la cifra de equilibrio del sector, actualmente del 77 por ciento. “Con menos asientos para vender, los costos unitarios aumentarían notablemente, sólo para cubrir los gastos de la falta de esos asientos”, comentó en un comunicado el directivo de la IATA, la cual representa a 290 aerolíneas en todo el mundo.

“Las aerolíneas están luchando por su supervivencia. Eliminar el asiento del medio elevará los costos. Si eso se puede compensar con tarifas más altas, la era de los viajes asequibles llegará a su fin. Por otro lado, si las aerolíneas no pueden recuperar los costos en tarifas más altas, éstas se irán a la quiebra”, informó.

Además, desde su perspectiva, esta medida no sería suficiente para mantener la distancia social necesaria, de aproximadamente 1,50 metros para evitar la propagación de la Covid-19. Entre el primer y tercer asiento de un avión únicamente hay 50 centímetros de separación.

Por otra parte, el directivo también mencionó que mantendrán un control cotidiano de la temperatura de los pasajeros, trabajadores y tripulaciones, así como reducir el contacto en los procesos de embarque y desembarque. Incluso analizan la posibilidad de realizar pruebas para detectar casos de Covid-19 en los aeropuertos, una vez que haya mayor disponibilidad.

Una de las razones por las que no se considera necesario tomar la medida del asiento libre del medio es que el flujo de aire que circula desde el techo hacia abajo reduce el riesgo de contagio, y “no favorece la condensación de gotas (de agua)”, como en los ambientes interiores normales. Además, todos los pasajeros y tripulación deben usar el cubreboca o barbijo social como barrera para evitar la propagación del virus.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?