21% de inflación en 6 días: la crisis en Venezuela no para

21% de inflación en 6 días: la crisis en Venezuela no para

La devaluación de la moneda venezolana en relación al dólar estadounidense superó el 50% durante el mes de noviembre.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La situación en Venezuela parece no tener paz. El hecho de que en los últimos días se haya disparado la inflación ya no sorprende. Por lo contrario, lo que crece es la preocupación y la dificultad de sus habitantes para adquirir una serie de productos elementales.

El descontento de los venezolanos es generalizado. Su frustración se manifiesta de forma explícita cuando se habla acerca de la inflación que afecta a este país de manera aparentemente indefinida.

“Hace 2, 3 meses, tú comprabas 1 kilo de carne en 200 bolívares. Hoy en día ya te cuesta 1600, 1800, 2000 bolívares”.

Esta declaración de uno de los ciudadanos de Venezuela sirve para comprender un poco más cómo se manifiesta este fenómeno en la práctica. No obstante, seguramente las cifras ya se encuentren desactualizadas, dado que tuvo lugar hace unas semanas y la inflación no para de crecer.


 

Crisis en Venezuela: ya nada detiene la inflación

En estos días pasados, la República Bolivariana de Venezuela presentó un acontecimiento que sirve para explicar lo que está pasando en el país en la actualidad.

El mismo se refiere a una nueva devaluación del dólar. En el plano de lo cotidiano, esto se traduce en que los precios de los productos no paran de subir.

En cuestión de 6 días, la inflación se ha disparado en un 21%. Si bien los aumentos se aprecian con claridad en todo el mercado, los productos de primera necesidad se posicionan como uno de los más afectados debido a la importancia que implican para las personas.

Por ejemplo, el precio del azúcar pasó de 780 mil a 950 mil bolívares. Datos como éste dan cuenta de que ya no sólo es difícil ahorrar, sino que también se complica el simple hecho de adquirir productos de consumo diario.


 

¿Qué pasa con los comercios de Venezuela?


En los comercios de Venezuela, los productos se encuentran tasados en moneda local. Además, en muchos de ellos es posible abonar en dólares, aunque el valor de la divisa que se toma en cuenta es el no oficial, que a su vez es el que rige los precios.

Los más afectados, como se puede deducir, son los sectores populares. Al respecto, una jubilada venezolana dijo que “este país no es para estar dolarizado. Uno no cobra sueldos con dólares”.

“La inflación va súper elevada, pues. Y entonces no nos alcanza, es demasiado. Es muy fuerte”, expresó otra ciudadana ante una consulta que le realizaron.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?