Influencers: ¿en qué consistirá el nuevo código ético a partir de enero?

Influencers: ¿en qué consistirá el nuevo código ético a partir de enero?

El nuevo código ético abarca por igual tanto a influencers como a empresas.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

A partir del próximo 1° de enero, en España entrará en vigencia el “Código de conducta sobre el uso de influencers en la publicidad”. De carácter ético, el mismo persigue el fin de aumentar la transparencia en el mercado publicitario y de ofrecer a los consumidores un mayor discernimiento acerca de qué es publicidad y qué no.

Estas medidas incluirán, por supuesto, a las y los instragramers españoles más conocidos y al contenido que dispongan para sus millones de seguidores.

Se trata de un acuerdo establecido en conjunto entre el Gobierno español, la Asociación Española de Anunciantes (AEA) y la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol).

¿Qué dice el nuevo código ético que se aplica sobre la función de los influencers?

Ante todo, es preciso aclarar que el código en cuestión establece un conjunto de reglas que abarcan a todos aquellos que se encuentran adheridos a AEA y a Autocontrol, y también a “otras empresas del sector (anunciantes, agencias, representantes, medios) o influencers que voluntariamente se adhieran al mismo”.

En primer lugar, el código indica que todas las empresas adheridas al mismo deben informar a los influencers de la existencia de éste.

A su vez, se establece que “se considerarán menciones o contenidos publicitarios” todos aquellos contenidos que “estén dirigidos a la promoción de productos o servicios”, que “sean divulgados en el marco de colaboraciones o compromisos recíprocos” y en los que “el anunciante o sus agentes ejerzan un control editorial sobre el contenido divulgado”.

En cuanto a la identificación de los contenidos en cuestión, el nuevo código indica que los mensajes digitales difundidos por los influencers deben poder reconocerse con facilidad.

Para esto, se recomienda lo siguiente:

  • Usar términos como “publicidad”, “publi”, “en colaboración con”, “patrocinado por” u otros similares.
  • Tener en cuenta cuál es el medio en el que se publica el mensaje para determinar en qué parte irá la aclaración.
  • No usar indicaciones genéricas como “información” o “legal”, y evitar “indicaciones que requieran una acción por parte del usuario”, como es el caso de hacer click en un enlace determinado.

En todo caso, el objetivo principal es que la naturaleza publicitaria de cada contenido sea clara y esté especificada de manera sencilla y evidente.

¿Por qué es importante la figura del influencer hoy en día?

En la introducción del Código se puede apreciar cuál es el contexto en el que se enmarca el mismo, dado que se hace mención al crecimiento de las estrategias de comunicación digital por parte de las empresas y marcas.

Una de las figuras más destacadas de este contexto es la del influencer, que de acuerdo con el código en cuestión son aquellas “personas que se considera tienen un alto nivel de influencia sobre el público por su elevado número de seguidores en redes sociales y/o medios de comunicaciones digitales y que interactúan tanto a través de tweets, videos y posts, como a través de mensajes en blogs u otros”.

En cuanto al uso de los influencers como actores publicitarios, el código considera que la actividad de los mismos es lícita. Sin embargo, es tal su crecimiento y su importancia en el mercado digital de la actualidad que es importante regularizar la misma y buscar que esta se someta a la legislación vigente.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?