La llamativa foto "de familia" del G20 en pandemia

La llamativa foto "de familia" del G20 en pandemia

La tradicional captura con todos los presidentes se generó virtualmente por la imposibilidad de reunirse en Arabia Saudita. Las cámaras captaron algunos mandatarios distraídos. Alberto Fernández tuvo una buena ubicación en la imagen.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Cuando el rey Salman de Arabia Saudita inauguró hoy la cumbre anual de los países del G-20, se escuchó una voz en off que dijo “el mundo entero está mirando” y así comenzó de manera “virtual” la videollamada.

Sin el alma de la diplomacia global, las interacciones entre bastidores, el encuentro tratará temas como la lucha contra el coronavirus y la economía global.

Para cumplir con la tradicional foto de familia, se generó una imagen artificial con todos los líderes que fue proyectada en las ruinas de la histórica ciudad de Diriyah. El presidente argentino, Alberto Fernández, se encuentra en el centro de la escena, al lado de su par brasileño, Jair Bolsonaro, y por detrás del rey saudita, Salman bin Abdelaziz.

De cualquier forma, la reunión no estuvo exenta de errores, como cuando el discurso de apertura del rey Salman apareció antes de lo previsto y se debió cortar la transmisión. Al mismo tiempo, los líderes mundiales aparecieron en miniatura, agrupados alrededor del rey y de Mohammed, el príncipe heredero, lo que dificultó la adaptación de alguno de ellos.

Entre otros detalles, un asistente del presidente chino, Xi Jinping, apareció apuntando con un control remoto a la pantalla mientras que al presidente francés, Emmanuel Macron, le servían un refresco; Ángel Gurría, el mexicano de la OCDE, tuvo que esconder rápidamente su teléfono después de darse cuenta de que estaba en pantalla mientras que del otro lado la alemana Angela Merkel, apareció con su pose característica, seria y concentrada.

John Kirton, director y fundador del G-20 Research Group comentó que el evento será más pobre sin los tradicionales encuentros espontáneos en "salas de reuniones, pausas para el café, pasillos o gimnasios de hoteles".

La cumbre era la oportunidad para Arabia Saudita de mejorar su imagen en el mundo, luego de los cambios impulsados por el príncipe Mohammed ben Salman, quien se convirtió en heredero del trono en 2017, buscando renovar la economía y ampliando las libertades de las mujeres.

Sin embargo, la imagen de Arabia Saudita sigue siendo negativa luego el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018 y la detención de opositores.

"El G-20 de este año será decepcionante en general para Arabia Saudita ya que una conferencia virtual no mostrará el progreso del reino de la forma que esperaba Riad", comentó Ryan Bohl, del grupo estadounidense de geopolítica Stratfor.

(Fuente: La Nación)

Temas

Te puede interesar

¿Querés recibir notificaciones de alertas?