Sam Underhill, el jugador a controlar por los All Blacks

Mucho se ha hablado sobre la elección de los conductores de Inglaterra para el partido contra Nueva Zelanda, pero lo cierto es que los tackles del formidable tercera línea pueden ser la clave para frenar a los All Blacks el sábado.

sección deportes

Sam Underhill, un animal del tackle.

RUGBY WORLD CUP

Hubo un determinado momento en el primer tiempo de la victoria de Inglaterra sobre Australia por los cuartos de final que pareció marcar a fuego el tono del partido.

El número ocho de Australia, Isi Naisarani, de 1.97 m y 110 kg, recibió una pelota y encaró directamente a Sam Underhill, solamente para ser impactado en el medio del pecho. La fuerza del golpe lo levantó del suelo y lo estrelló contra el piso.

Y de la misma manera continuó. Durante todos los 80 minutos, Inglaterra tackleó a Australia hasta la sumisión. Su esfuerzo defensivo marginó a los intimidantes backs de los Wallabies a la hora de atacar.

Inglaterra tackleó 193 veces ese día. 20 de esos fueron cortesía del joven de 23 años, Sam Underhill, quién tackleó más que cualquier otro jugador. Nada mal para alguien que podría ser considerado como un novato del rugby internacional, con solamente 13 caps en su haber y 9 de ellos como titular.

Aquellos que conocen a Underhill desde sus inicios como adolescente en el rugby profesional no se sorprendieron.

"Underhill ya se destacaba cuando era joven”, dijo el ex tercera línea internacional de Gales, Martyn Williams. "Nadie se asombró. Recuerdo verlo jugar cuando estaba en Ospreys. Ya en ese momento, cuando solamente tenía 19 años o algo así, físicamente era un espécimen”, agregó.

Se ha ganado la reputación de ser uno de los defensores más duros de este deporte. En su debut internacional en 2017, ante Los Pumas en un ambiente hostil en la provincia de Santa Fe, Argentina, se alzó con 20 tackles y demostró que estaba dispuesto esforzarse al máximo por sus compañeros.

Ese mismo año sufrió dos conmociones cerebrales, una en su debut en la Premiership inglesa jugando para Bath y la otra apenas en el minuto 16 del partido que Inglaterra le ganó a Australia 30-6 en Twickenham. Underhill atribuye esas lesiones a su baja altura a la hora de tacklear. Con 1.86 m es, relativamente, un ala pequeño.

Underhill ha sido descomunal para Inglaterra en la Rugby World Cup 2019. Hasta logró que Eddie Jones confiara en él y en Tom Curry para medirse ante una de las parejas de tercera línea más experimentadas en el rugby como lo es el tándem Pocock y Hooper de Australia.

Lleva realizados 46 tackles hasta el momento, convirtiéndolo en el tercer jugador con mayor número en el torneo e igualado por Ken Owens y Curry, pero los tres están aún detrás de los galeses Justin Tipuric (47) y Alun Wyn Jones (62).

Sin embargo, al haberse perdido el partido ante Estados Unidos, ha jugado 'solamente' 202 minutos. Eso significa que Underhill tackleó una vez cada cuatro minutos, y ese promedio es mayor al de Jones, Tipuric, Owens y Curry.

Gran parte de la estrategia defensiva de Inglaterra en esta Copa Mundial se ha enfocado en llevar a los ball-carriers rivales hacia sus más destructivos tackleadores. Una gran actuación por parte de Underhill será vital para que Inglaterra tenga oportunidad de derrotar a los All Blacks el sábado a la noche.

Sin dudas, sienta que tiene asuntos por resolver contra Nueva Zelanda, habiendo estado demasiado cerca de lo que podría haber sido una famosa victoria ante ellos el pasado noviembre.

Su try sobre el final del partido fue anulado, permitiéndoles a los All Blacks mantener la ventaja y sellar la victoria por 16-15. Motivación suficiente para lo que se viene.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?