NBA

Llegó el día: San Antonio retira la camiseta de Manu Ginobili

El AT&T Center de San Antonio será escenario esta noche de la ceremonia que rubricará el retiro de la camiseta número 20 que durante 16 temporadas vistió el bahiense Emanuel David Ginóbili

Walter Vargas (Télam)

Ginobili, leyenda de los Spurs.

SAN ANTONIO SPURS

El AT&T Center de San Antonio será escenario desde las 21.30 de la ceremonia que rubricará el retiro de la camiseta número 20 que durante 16 temporadas vistió el bahiense Emanuel David Ginobili, el mejor jugador de básquetbol de la Argentina y como mínimo uno de los diez deportistas más destacados de nuestra historia.

Ginobili había anunciado su retiro hacia finales de agosto de 2018, pero la fiesta preparada como parte del partido que jugarán los Spurs contra los Cleveland Cavaliers supone la rúbrica formal de quien para muchos es el mejor exponente extranjero que ha pasado por la NBA.

El acontecimiento llegará a la Argentina por la pantalla de ESPN en un estadio que se presume con un marco imponente.

Las entradas a la venta oscilan entre los 100 y los 2.500 dólares y asimismo los organizadores pondrán a disposición de los espectadores una gorra alusiva a Ginobili.

El conductor elegido para lo que, amén del partido que cerrará la velada, tendrá características a todas luces festivas será Sean Elliott, una de las grandes figuras del primero de los cinco anillos ganados por San Antonio, en la temporada 1998/1999.

Elliott es uno de los ocho jugadores de los Spurs que ha tenido el honor de que su camiseta fuera retirada: la 32.

En la ronda de discursos intervendrán tres ex compañeros de Manu en los Spurs: el cordobés Fabricio Oberto y los otros integrantes del legendario “Big Three”, el virginense Tim Duncan y el francés Tony Parker.

Parker, Ginobili y Duncan, The Big Three.

También hablará Gregg Popovich, entrenador de los Spurs desde 1996 y por añadidura el conductor de los cinco campeonatos ganados por la franquicia texana.

Ginobili será acompañado por un grupo de familiares y amigos: su padre (Yuyo) y Raquel Maccari; sus hermanos Leandro y Sebastián; su esposa, Marianela Oroño; sus hijos, Luca y los gemelos Dante y Nicola; su suegro, el ex jugador Luis Oroño, más algunos insignes de la llamada “Generación Dorada”; además de Oberto, Alejandro Montecchia, Pepe Sánchez y Andrés Nocioni.

A través de su cuenta de Twitter esta misma semana Ginobili reveló que entró al gimnasio del AT&T y se le cayeron algunas lágrimas de emoción.

Después de ser un precoz integrante de la Liga Nacional de Básquet, el bahiense brilló en Italia (primero en Viola Reggio Calabria y después en Kinder Bolonia), hasta recalar en San Antonio en 1999 en condición de número 57 en la segunda ronda del draft de la NBA.

Además de integrar los equipos que conquistaron los campeonatos de 2003, 2005, 2007 y 2014, el escolta bahiense dispone de unas cuantas marcas luminosas, entre otras las de ser junto a LeBron James uno de los jugadores que han alcanzado la marca de 30 mil puntos y 3 mil triples en playoffs y la del jugador con mayor porcentaje de victorias en la temporada regular: 72.1.

Tal como admite la analogía con un célebre tango del letrista santiagueño Homero Manzi, en San Antonio Spurs como la casaca número 20 de Manu Ginóbili “no habrá ninguna igual, no habrá ninguna”, sin contar que tampoco ya está disponible la número 5 que se calzó en sus años en la Selección Nacional, retirada el 29 de julio de 2017.

Sin que admita demasiada polémica que Ginobili es el más extraordinario cultor argentino de la pelota naranja, tampoco son escasos quienes lo sindican incluso como el más grande deportista argentino propiamente dicho, por delante de luminarias del tipo de Juan Manuel Fangio, Diego Maradona y Guillermo Vilas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?