Gales arrancó a paso firme en el Mundial

Gales, el campeón europeo, empezó a paso firme en el Mundial, ya que derrotó de manera contundente a Georgia por 43 a 14 y se suma a Australia, en lo más alto del grupo D

sección deportes

En el octavo partido de esta Copa Mundial de Rugby, Gales se impuso ante Georgia 43-14 por el Grupo D, en el City of Toyota Stadium.

En el segundo partido en la historia entre ambos seleccionados y primero en el contexto de una Copa Mundial de Rugby, Gales logró vencer a Goergia para comenzar su campaña mundialista con el pie derecho. El equipo galés buscará igualar -por lo menos- lo realizado en 1987 cuando finalizaron en el tercer lugar, su mejor actuación en Rugby World Cup hasta el momento.

La primera mitad mostró a Georgia queriendo plantar el pie firme en el desarrollo del encuentro, pero el conjunto británico siempre respondió con puntos para lograr cerrar una primera mitad con el ingoal en cero y producir 29 tantos en ataque. El complemento, a diferencia, presentó un equipo georgiano decidido a controlar al equipo rival y marcando el ritmo de la pelota, aunque con pocas situaciones Gales pudo mantener su distancia.

En el inicio del partido, Gales logró posicionarse dentro de las 22 rivales. A partir de un scrum propio y un pase plano del medio scrum Gareth Davies hacia el centro Jonathan Davies, el número 13 ingresó en soledad al ingoal. Cuando tan solo habían transcurrido 2 minutos de juego, el Dragón ya se encontraba arriba en el tanteador por 5 a 0, y esa anotación hizo que el centro igualara a Tom Shanklin como el trymen gales histórico en esa posición. Al minuto 6, Dan Biggar -que había fallado la conversión del primer try- transformó un penal en tres puntos para el parcial 8-0.

Un nuevo rugido llegó minutos más tarde, cuando lanzando el juego desde un line out conquistado por el capitán Alun Wyn Jones y tras algunos pases en la cara de los defensores, el tercera línea Justin Tipuric se zambulló para apoyar el segundo try. Cuando parecía que Georgia comenzaba a ordenarse defensivamente, fue nuevamente desde un lanzamiento en la hilera -una de las seguridades del equipo británico- que permitió que Gales anotara un try de primera fase en manos de Josh Adams en su debut mundialista, y tras una nueva conversión el tanteador quedó 22-0.

A partir de ese momento y durante el resto de la primera mitad, el equipo georgiano comenzó a controlar el ritmo del partido por intermedio de sus forwards, quitándole la pelota a su rival, aunque no fue posible que el esfuerzo se tradujera en puntos. Algunos errores de manejo propios y crédito a los dirigidos por Warren Gatland, en este aspecto.

Errores y falta de concreción que habrían de lamentar, puesto que cuando faltaban segundos para finalizar los primeros 40 minutos, una jugada que nace de un lineout robado permitió hacer daño a Jonathan Davies y tras su habilitación, Liam Williams ingresó al ingoal rival para sentenciar el 29 a 0 parcial, luego de los dos puntos con el pie de Biggar.

La segunda mitad comenzó con una rápida respuesta del equipo de Georgia. Un penal que fue traducido en un line out, y luego de arrojar y producir el maul posterior, el conjunto de forwards -con la pelota en manos de Shalva Mamukashvili- se derrumbó en el ingoal de Gales para marcar el 29 a 7.

El equipo que actualmente se encuentra en quinto lugar en el ranking de World Rugby contó con un jugador de más tras la tarjeta amarilla al recientemente ingresado Bregvadze. Durante ese tiempo, sin embargo, no pudieron capitalizar esa ventaja y el tanteador se mantuvo en los mismos números.

Fue recién en a los 65 del complemento que Gales pudo marcar puntos nuevamente, a raíz de un kick al fondo del experimentado George North apoyado por el medioscrum suplente Tomos Williams (reemplazó a Gareth Davies). Dan Biggar completó la jugada de siete puntos, para confirmar el tanteador 36 a 7.

Levan Chilachava apoyó un try y fue el encargado de acercar una vez más a Georgia, consecuencia de varias fases de juego rápido y cerrado por parte de los delanteros del equipo. Los últimos puntos fueron marcados por George North que debió quebrar la defensa de dos contricantes andes de estirarse sobre la línea. La conversión del ingresado Leigh Halfpenny sentenció el 43 a 14.

Georgia buscará su cuarta victoria en una Rugby World Cup el domingo 29 de septiembre ante Uruguay, en el Kumagaya Rugby Stadium. Por su parte, ese mismo día Gales tendrá su segundo partido del mundial ante Australia, que viene de vencer a Fiji, en el Tokyo Stadium. De llegar a jugar ese partido, Alun Wyn Jones se convertirá -en solitario- en el jugador con más caps en la historia de su país. Actualmente, tras el partido de esta noche, comparte ese registro con Gethin Jenkins y cada uno acumula 129 tests.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?