Cuatro partidos clásicos entre Gales y Sudáfrica

Hay una larga lista de los clásicos encuentros entre estas dos orgullosas naciones de rugby, en la cual se incluyen los choques por Copas Mundiales y la inauguración del Millennium Stadium.

sección deportes

.

www.rugbyworldcup.com

A pesar de un historial repleto de partidos parejos entre Sudáfrica y Gales, tradicionalmente la balanza se inclinó para el equipo del hemisferio sur. Sin embargo, durante la última década, cuando Gales obtuvo su primer triunfo sobre los Springboks, ha sido diferente.

Partido de la gira de 1999 (Cardiff, 26 de junio)

Gales 29-19 Sudáfrica

Gales, en el primer partido disputado en el Millennium Stadium que alojaría la final de la RWC 1999 unos meses más tarde, festejó su primera victoria en la historia sobre Sudáfrica, el campeón mundial reinante por ese entonces.

El partido se jugó apenas un año después de la humillante derrota galesa ante Sudáfrica en Pretoria por 96-13. Solamente a unos 29.000 espectadores y a un puñado de obreros se les permitió mirar el partido en un estadio que todavía estaba siendo construido.

Mark Taylor hizo historia al convertirse en el primer jugador en macar un try en ese escenario, aunque la voz del estadio dijo que fue Allan Bateman el autor de la conquista, ya que los centros se habían cambiado las camisetas antes de empezar el partido.

El wing Gareth Thomas sumó un nuevo try en la segunda mitad, mientras que Neil Jenkins, actual entrenador asistente del Dragón, consiguió 19 puntos con el pie en la histórica victoria.

"No creo que hayan puesto el campo de juego hasta un par de días antes del partido, por lo que el último entrenamiento fue un poco improvisado”, dijo el hooker Garin Jenkins.

"Había trabajo llevándose a cabo en las vigas y por seguridad tuvimos que colocarnos un casco rojo de plástico para entrar a la cancha porque había mucho trabajo en curso”.

"Había un incentivo y una creencia dentro del grupo y queríamos lograr un golpe frente a un equipo del hemisferio sur”.

Pasaron 12 partidos desde la primera vez que los equipos se vieron las caras en Swansea en 1906, y los Springboks habían ganado 11 de ellos, con Gales solamente habiendo podido conseguir un empate 6-6 en Cardiff en 1970.

Gales no volvió a vencer a Sudáfrica hasta 2014, cuando cortaron una racha de 16 derrotas consecutivas.

Rugby World Cup 2011, fase de Grupos (Wellington, 11 de septiembre)

Sudáfrica 17-16 Gales

El partido inaugural del torneo para los Springboks casi acaba con sus planes de finalizar en la primera posición del Grupo D en su camino a los cuartos de final.

El fullback Frans Steyn marcó un try al tercer minuto de juego para colocar a los africanos 7-0 en Wellington, pero golpeados por la lesión de Jean de Villiers en la primera mitad y de Victor Marfield en la segunda, el equipo de Peter de Villiers se encaminaba hacia la derrota.

Gales, inspirado por la actuación estelar del capitán Sam Warburton, que le valió el premio a Jugador del Partido, se recuperó de un 6-10 al entretiempo, a través del pie del fullback James Hook, quien acertó tres penales y una conversión.

El momento clave para el equipo de Warren Gatland llegó al minuto 54, cuando el número ocho, Taulupe Faletau, se desvaneció producto de un golpe por un tackle defensivo que había hecho el centro Jamie Roberts.

Se esperaba que fuera muy duro para Gales poder aferrarse a la ventaja de 16-10 con 25 minutos por jugar. Poco después, los Boks consiguieron quebrar la línea defensiva.

En vez de optar por un envío a los postes, patearon el penal al touch y tras una serie de embates por parte de los forwards, el medio scrum Fourie du Preez le pasó la pelota a Francois Hougaard, quien había reemplazado a Bryan Habana en una de las puntas, y se zambulló en el ingoal rival con 15 minutos por jugarse.

Gales tuvo una última chance de arruinarle la fiesta a los Springboks, pero Hook falló un penal desde el lado derecho de la cancha y Sudáfrica pudo aguantar los últimos minutos para conseguir la dramática victoria.

Rugby World Cup 2015, cuartos de final (Twickenham, 17 de octubre)

Sudáfrica 23-19 Gales

Tras un partido cerrado en el torneo de 2011, las expectativas eran significativamente mayores cuatro años más tarde en los cuartos de final en Twickenham.

Al igual que en el 2011, el encargado del silbato fue el referee inglés Wayne Barnes. El partido entre los Boks y los Dragones Rojos no se definió hasta el minuto 74, cuando a partir de un scrum y un movimiento individual brillante del número ocho Duane Vermeulen, Fourie du Preez logró apoyar el try de la victoria.

Fue un duelo de estilos que vio a los Boks utilizar su poderoso y enorme pack de forwards, mientras que los galeses, con pelota en mano, intentaron estirar a lo largo del campo a la defensa sudafricana.

El apertura de Sudáfrica, Handré Pollard, anotó cinco penales y un drop, aunque el número 10 rival, Dan Biggar, no se quedó atrás marcando tres penales, un drop, y una conversión.

Hasta cerca del final del partido, Gales había podido aguantar y mantener su ventaja 19-18, pero entonces llegó el momento decisivo.

Vermeulen se levantó de un scrum por el lado ciego de la cancha y atrajo hacia él al medio scrum Lloyd Williams y al wing Alex Cuthbert, justo antes de pasarle la pelota al capitán y número nueve Du Preez, con un pase de revés, que tuvo espacio suficiente para apoyar en la esquina izquierda.

“Me gustaría besar a Fourie (Du Prez),” dijo el entrenador Heyneke Meyer después. “Siempre he dicho que entrenar está sobrevalorado. Debes elegir jugadores con carácter y que puedan desempeñarse bajo presión. Ese try fue una genialidad”.

Partido de la gira de 2017 (Cardiff, 2 de diciembre)

Gales 24-22 Sudáfrica

Ese triunfo en los cuartos de final de la RWC 2015 es el único festejo sudafricano en los últimos seis partidos entre ambos seleccionados, con la mayoría habiéndose decidido por menos de un try de diferencia.

Hace dos años disputaron un encuentro electrizante. Aprovechándose de la mala defensa de Sudáfrica, Gales se encontró arriba del marcador por 21-3 cuando solamente habían pasado 30 minutos de partido.

Hadleigh Parkes, el centro nacido en Nueva Zelanda, marcó dos tries en ese partido, su primero con el seleccionado galés, habiendo calificado por la regla de residencia apenas dos días antes.

Scott Williams apoyó otro try justo antes que los Springboks se recuperaran anotando 19 puntos, para tomar la ventaja en la segunda mitad con los tries de Warrick Gelant, Handre Pollard y Jesse Kriel.

Pero el fullback Leigh Halfpenny metió un penal a los 66 minutos para darle al equipo de Warren Gatland una emocionante victoria.

"Sin contar el día de mi casamiento, ese fue el momento en el que más nervioso estuve”, dijo Parks, quien jugará el partido de semifinal del próximo domingo. "Caminando en el túnel y yendo a cantar el himno, probablemente estaba más nervioso que ninguna otra vez en mi vida. Pasé varias horas tratando de aprenderme la letra”.

"Grabé a Rhys (Patchell) cantando verso por verso, y luego lo grabé cantándolo entero y así fue como me lo aprendí”.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?