PSG tuvo una tarde con altibajos y logró una agónica victoria ante el último de la tabla

PSG tuvo una tarde con altibajos y logró una agónica victoria ante el último de la tabla

Sin Messi, el conjunto parisino venció 2 a 1 al Metz con un tanto de Hakimi en tiempo de descuento. El mismo futbolista había abierto el marcador en la primera parte. El equipo de Pochettino estira su racha de victorias consecutivas y es líder con puntaje perfecto.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Achraf Hakimi, con dos goles, el segundo en el tiempo añadido, dio la victoria al París Saint-Germain frente al colista de la Ligue 1, el Metz, que mostró algunas de las carencias del cuadro parisino, abonado al individualismo sin un sistema reconocible.

Los cerca de 1.000 millones de presupuesto del cuadro parisino estuvieron a punto de naufragar ante los 85 del Metz. El primero de la tabla, con más poder económico, casi no pudo con el más "pobre" y con el peor de la clasificación. Y es que, a veces, los nombres y el dinero no bastan para convencer. Y por el momento el PSG no lo hace

No muestra un juego colectivo reconocible. Sin Messi, con una contusión en una rodilla, la responsabilidad de acaparar los focos recayó de nuevo en Neymar y Kylian Mpabpé. Para completar el tridente, Pochettino colocó a Icardi y su equipo comenzó fuerte, como un huracán que durante 25 minutos disfrutó de muchas ocasiones.

En una de las primeras, muy pronto, Achraf Hakimi, a los cinco minutos, abrió el marcador tras recoger un rechace de Icardi. Después, el PSG disfrutó de sus mejores minutos, el delantero de la seleccion francesa tuvo dos situaciones claras para aumentar, pero de a poco su rival reaccionó.

Y lo hizo a lo grande. Primero, con un aviso de Niane, que a punto estuvo de marcar de chilena; después, con un intento de Yadé en un córner; y, finalmente, Boubacar Kouyaté, de cabeza, también en un saque de esquina, igualó un marcador que no se movió gracias a Keylor Navas, que sacó una mano milagrosa para frenar en un mano a mano a Lamine Gueyé.

En el segundo acto, al PSG se le apagaron las luces. Sólo Neymar y Wijnaldum, con un par de disparos que rozaron el palo derecho de la portería del Metz, pusieron algo de picante al choque hasta la aparición salvadora de Achraf, que salvó al PSG con un zurdazo que volvió a encender la llama de la victoria de un equipo que sin un colectivo fluido no conseguirá un premio más gordo en competiciones con rivales de entidad como la Liga de Campeones.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?