Con un penal polémico y sobre la hora, Racing le ganó a Independiente

Con un penal polémico y sobre la hora, Racing le ganó a Independiente

Enzo Copetti, en tiempo de descuento, cambió por gol una situación que seguramente generará mucho debate. El partido fue malo y lo más lógico, por lo visto en la cancha, era un empate. El final, muy caliente.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Racing Club se quedó esta noche con el clásico de Avellaneda ante Independiente, al que le ganó como local por 1 a 0 con un gol en el séptimo minuto de descuento, en el marco de la novena fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. Con la victoria la Academia alcanzó a Estudiantes de La Plata en el segundo puesto de la zona 1, con 15 puntos.

El primer tiempo fue decididamente malo y la mayor responsabilidad para que ello sucediera fue de Racing: su planteo mezquino resultó inexplicable. No ya por su localía, una ventaja relativa en tiempos de pandemia y canchas vacías, sino por las ausencias múltiples con las que llegó Independiente al clásico.

Venía de un duro golpe en el Cilindro, 2-4 ante Godoy Cruz, pero no eligió el mejor camino para recomponer la imagen aunque, también por coronavirus, le faltaran dos jugadores que hubiesen podido sumar: Ignacio Piatti y Darío Cvitanich. Entre las ambiciones recortadas y la lluvia, la etapa inicial se fue entre errores y bostezos y hubo sólo una jugada clara de gol.

Racing tuvo su "veranito" alrededor de los 15 minutos del complemento con tres jugadas más o menos claras para abrir el marcador: en la primera Copetti no alcanzó a conectar un centro de Mena, en la segunda Álvarez sacó al córner un remate envenenado de Chancalay y en la última Copetti, otra vez, se anticipó al arquero en un centro y cabeceó apenas desviado.

Tal vez entusiasmado por esa cercanía con el gol, Pizzi cambió el esquema para los últimos 20 con el ingreso de Melgarejo por Orban. Independiente, a esa altura, ya había perdido por lesión a González y se mostraba desconectado, por lo que Píccoli buscó una reacción moviendo el banco: apostó a Velasco, la nueva joya roja, y a Herrera en reemplazo de Silvio Romero.

Con las modificaciones el partido se configuró de otra manera: Racing se volcó más decididamente al ataque e Independiente se paró de contra. Sin embargo, el clásico parecía apagarse en un inevitable cero a cero pero en el séptimo minuto de descuento, Vigliano marcó una inexistente falta en el área sobre Maggi, Copetti se hizo cargo y le dio la victoria a la Academia.

Los datos del partido

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?