Un ex Fórmula 1 reveló una faceta poco agradable de Ayrton Senna

Un ex Fórmula 1 reveló una faceta poco agradable de Ayrton Senna

Mark Blundell, ex piloto de pruebas de Mclaren, describió en el podcast oficial de la Máxima una de las facetas poco conocidas del brasileño. "Era increíblemente egoísta", expresó.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Mucho se ha escrito sobre Ayrton Senna en los últimos años. Desde su gran corazón por los pobres en su Brasil natal; hasta su trágica muerte en el Gran Premio de San Marino de 1994. Sin embargo, estas historias parecen haber dejado de lado otra parte de la personalidad del sudamericano que solo era vista al menos en la pista de carreras.

Según el expiloto Mark Blundell de McLaren, el brasileño era una mezcla entre "genio y locura", al menos así lo describió en el podcast oficial de la Fórmula 1 ‘Beyond the Grid', donde también dijo: "Era increíblemente egoísta. Se aseguró de siempre obtener lo que necesitaba para tener éxito".

El británico fue piloto de pruebas en McLaren en 1992, justo en el tiempo de Senna quien compartía alineación titular con Gerhard Berger. Era el momento en la Fórmula 1 cuando Williams estaba a punto de tomar la cima con su monoplaza con ayudas electrónicas, con la suspensión activa como la ventaja clave, un avance que McLaren trabajó en las manos de Mark.

"Recuerdo una prueba en Imola. Estaba sentado en el auto con la suspensión activa y mi tiempo de vuelta fue un poco más rápido que el tiempo de Senna, quien rodó sin este aditamento", expresó Blundell, quien describió que el brasileño no podía creer que un piloto de pruebas fuera más rápido que él. "Así que estudió los datos y analizó lo que estaba sucediendo allí".

"Luego del test, se suponía que debía ir al aeropuerto entonces y me acordé que Josef Leberer, el fisio, me llevaría allí. '¿Me puedes llevar?’, le pregunté, entonces, Senna levantó la cabeza brevemente y solo dijo: 'No. Él se queda aquí'. Fue un juego psicológico en el que me hacía comprender que solo era el piloto de pruebas, el sustituto", relató.

Por último, expresó: "Así fue como trabajaba, lo entendí más tarde. Siempre se las arregló para sacar el máximo provecho de las personas que lo rodeaban. Tenía el don de hablar sobre algo y presionar un sistema sin que la gente a su alrededor se diera cuenta de cuán grande era esta presión”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?