Un histórico de River habló de todo, incuido el futuro de Gallardo

Un histórico de River habló de todo, incuido el futuro de Gallardo

A sus 38 años, Leonardo Ponzio opinó sobre su rol en este proyecto del Muñeco y avisó lo que hará con su carrera profesional después de junio. "Marcelo está en su casa y uno no la deja cuando se siente bien", deslizó.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

A la espera del debut en la Copa de la Liga Profesional contra Banfield, el próximo domingo en el River Camp, el mediocampista Leonardo Ponzio contó las charlas que mantiene con Marcelo Gallardo en relación a su futuro profesional y su rol en el grupo, y opinó si éste será el último equipo competitivo del ciclo del entrenador.

"Si hay proyecto y él lo siente, yo creo Marcelo está en su casa. Uno no la deja nunca cuando se siente bien. Hay muchos que quieren volver, no sé si este es el último gran River del ciclo. Si los Funes Mori, Driussi, Lanzini, Kranevitter y tantos más dicen siempre que quieren volver, la base va a ser la misma que hace cinco   años, pero con jugadores más maduros. Más los que están acá...", declaró Ponzio en diálogo con radio Mitre.

Y en relación al contrato del entrenador, que vence en diciembre de 2021, el futbolista explicó: "El ciclo probablemente en algún momento tenga un fin, sea porque se vaya el entrenador o porque no se vean resultados. Que los que se hayan ido quieran volver, significa que los que están acá tampoco estén desesperados en irse, ojo".

En cuanto a sus 38 años, su presente futbolístico y lo que le depara esta temporada, el mediocampista opinó: "Tengo contrato hasta junio, y hasta ahí quiero jugar con todas las ganas. Yo ahí me hago una pregunta, un poco más confidencial, de por qué uno sigue y hasta dónde. Yo podría renovar contratos, pero en el último año y medio he jugado poco".

"Jugando hasta los 40 ó 41 le taparía el hueco a un pibe. Igualmente, yo siento que ahora compito. Entreno y compito, no soy pasajero en un entrenamiento. No soy titular porque Enzo Pérez está en un nivel de Selección, y por el físico, entrega y técnica que tiene, ahí va a jugar hasta con los ojos cerrados. No me sale meterle una cara de culo al entrenador, no soy de esos. Me enojo cuando pierdo en el entrenamiento, protesto. Lo tengo innato. Cuando no proteste más, se acabó Leo Ponzio", añadió.

¿Qué es lo que le dice Gallardo? "Siempre tuve conversaciones con Gallardo a fines de año. Me pregunta si tengo ganas de seguir. Yo le digo que entiendo mi lugar, mi puesto y que voy a pelear por jugar, pero que me entienda cuando me caliento, que si estoy fastidioso es porque quiero jugar. Y él me dice que eso es lo que quiere, sino no le sirvo", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?